Un Rapidín con angel irra carceda -¡Ay Mejía, ay Mejía!

Jeje.

Ricardo Mejía Berdeja se puso a llorar y a acusar que el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez, lo “vetó” para que no fuera el candidato de la coalición “Por Acapulco al Frente”.

Supongamos que así “haiga” sido.

¿Acaso esperaba solidaridad de quien fue objeto de su guerra sucia?

Aaayyy, aaayyy, señor Ricardo Mejía. Mejor regrese a Torreón, Coahuila, a soltar el llanto y expandir su moco.

Deveras que hay de sueños guajiros a sueños guajiros!

¡Y ya dije! (angelirracar@hotmail.com)