Un Rapidín con angel irra carceda -De plato a la boca…

Marco Antonio Leyva Mena se saldrá con la suya este jueves 21. Todo indica que ahora sí el pleno del Congreso local aprobará su reinstalación como alcalde en funciones de Chilpancingo.

El controvertido Leyva Mena está fuera de la Alcaldía desde octubre pasado, cuando le aprobaron la solicitud de licencia por el resto del periodo edilicio que envió al Congreso.

Es un hecho que se regocijará con su reinstalación al frente del Ayuntamiento de Chilpancingo, pero enseguida también es seguro que enfrente el rechazo de sectores sociales.

Ya existen bastantes advertencias de que, una vez que le aprueben su reinstalación, no le permitirán su acceso al Palacio Municipal.

Tiene muchas cuentas pendientes Leyva Mena. Con empresarios, con organizaciones sociales, con la Auditoría Superior del Estado, con sindicatos, con la Procuraduría General de la República y…

Y de hecho todo ese descontento tiene que ver con la rendición de cuentas sobre cantidades de dinero diversas. Millonarias, incluso.

En la Fiscalía General del Estado, existen carpetas de investigación de al menos diez empresarios por el presunto delito de fraude, en su contra.

En la PGR se radicó otra por un faltante de algo así como dos y medio millones de pesos por ese faltante en la cuenta en la que estaban al menos diez millones de pesos para la rehabilitación o remodelación de la céntrica avenida Álvarez.

Y este caso raya en el colmo, pues esos trabajos ni siquiera se iniciaron en la avenida Álvarez. Pero, eso sí, de la cuenta bancaria con esos millonarios recursos federales, desapareció ese dinero, con su salida del Ayuntamiento.

Los de Antorcha Campesina igual lo esperan. Recursos millonarios, también federales, gestionados por sus legisladores, también desaparecieron de la cuenta bancaria correspondiente.

Marco Antonio Leyva Mena ha demandado lo que por Ley le corresponde. Y está bien. Le asiste el derecho.

Pero, y a los muchos agraviados por los casos antes mencionados, ¿no?

Recordemos que, del plato a la boca, se cae la sopa.

De este pedazo de tela, habrá mucho más que cortar. (angelirracar@hotmail.com)