Un Rapidín con angel irra carceda: -Urge buena política en el Congreso

El diputado presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Antonio Helguera Jiménez, debe hacer un esfuerzo extremo para salvaguardar la gobernabilidad al seno del Poder Legislativo.

Ese esfuerzo, primero, tendría que encaminarse a limar diferencias con las demás fuerzas políticas representadas en el Congreso.

Las buenas relaciones, la colaboración mutua entre todos esos pares legislativos, de manera normal derivarán en la ruta de los entendimientos, los acuerdos políticos que garantizarán el buen desarrollo de cualquier asunto de su competencia.

No pueden presumir (todos) que son verdaderos representantes populares, cuando anteponen sus propios intereses políticos a los de sus representados.

Es una gran verdad que la irrupción violenta de los cetegistas a las instalaciones del Congreso, era un asunto “cantado”. Hace una semana, en este humilde espacio de opinión, y sin el menor afán de presunción, advertí que ese sector magisterial venía con todo.

Y que la causa es el asunto de la reforma educativa, que se analiza y resolverá en el ámbito federal, no en el estatal.

Pero el diputado Antonio Helguera Jiménez, de inmediato ha salido a culpar a medio mundo, a perredistas y priistas, en especial, y luego siguió con una acusación directa al gobierno estatal.

Y la respuesta del gobernador Héctor Astudillo Flores también fue inmediata y directa: “De ninguna manera me voy a prestar a que se quieran (…) justificar algunas acciones con la ausencia de mi responsabilidad; eso, por supuesto, que no lo acepto y ni lo aceptaré”.

En declaraciones de este domingo, el mandatario estatal precisó: “No es echando culpas como se va a resolver este asunto. Los protagonismos no pueden suplir el cuidado de las instituciones y el respeto a las instituciones”.

Pues sí, así es. En el Congreso debieron prever esta tan conocida reacción de los cetegistas. Que no se digan sorprendidos. Antonio Helguera Jiménez fue presa de su exceso de confianza en que los que causaron destrozos son -o eran- sus amigos.

Debe entender que conforman un importante cuerpo colegiado. La mayoría que ostentan no les da derecho a tomar decisiones unilaterales. E incluso ya les han demostrado que no caminarán en la ruta del éxito sin la colaboración de sus pares opositores.

Ya urge política de la buena en el Congreso de Guerrero. Urge ya el cabildeo efectivo.

Esta 62 Legislatura se instaló en septiembre del año pasado. Estamos en el quinto mes de este 2019. En el noveno mes, y aún no se le ve ni pies ni cabeza a este producto. (angelirracar@hotmail.com)