Una gran inconformidad ciudadana generaría la reincorporación de MAL

OSORIO IRZA

Chilpancingo, Gro.- Si el Congreso local reinstala a Marco Antonio Leyva (MAL) en la alcaldía de Chilpancingo, provocará “una gran inconformidad social”, porque en los dos primeros años  que gobernó demostró que no le interesan los problemas sociales de la población.

Así lo expresó Francisco Javier Osorio Flores, dirigente del Colectivo “Levantemos Chilpancingo”, quien no considera conveniente que MAL regrese a gobernar nuevamente la capital.

“El alcalde con licencia, lejos de causar una aceptación, crearía un descontento en la sociedad, pues ésta también pidió que renunciara”, insistió.

El dirigente de la organización “Levantemos Chilpancingo” reconoció que existen muchos grupos organizados inconformes por la falta de compromiso social de MAL y la falta de políticas públicas para fortalecer a los sectores más vulnerables. “Su mala acción en los primeros dos años de sus administración dejó mucho que desear”, dijo.

El dirigente social recordó que ya se han manifestado trabajadores de base de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), de los sindicatos del Ayuntamiento, grupos empresariales e incluso de discapacitados, para manifestarse en contra del regreso de MAL a la Alcaldía.

Expresó que aunque el Congreso lo avale, en lo sucesivo MAL no tendría soporte de la sociedad civil para desempeñar el cargo de alcalde, y por el contrario, se generaría una gran inconformidad social.

Comentarios