Ya hay gobernabilidad, pero falta mucho por hacer: Salazar Adame

F-1-Florencio Salazar Comparecencia Congreso

-“No estamos satisfechos”, dijo.

-Compareció ante diputados.

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, dijo que en el segundo año de gestión del gobernador Héctor Astudillo Flores “prevaleció la gobernabilidad” en Guerrero, sin embargo, reconoció que aún están “distantes de lograr la plena recuperación de la paz social”.

“No estamos satisfechos con los resultados que estamos ofreciendo, pero estamos trabajando para lograr cambios sustantivos”, y destacó “la diferencia” de la gobernabilidad actual con relación al año 2015, pero admitió que “Guerrero vive un complejo contexto con retos y desafíos”, así como “profundas desigualdades sociales, inseguridad y violencia grave”.

“Es verdad que no es la gobernabilidad que quisiéramos, que tuviera absoluta solidez”, refirió, pero matizó que todas las instituciones operan regularmente, que ya no se registran ataques a los edificios públicos y que los programas sociales operan con normalidad.

Al comparecer ante diputados del Congreso local como parte de la glosa del segundo informe de labores del gobernador Héctor Astudillo Flores, sintetizó: “se ha logrado el orden y nos falta también logar plenamente la seguridad”.

Reconoció que “hay zonas en disputa (por grupos antagónicos de la delincuencia organizada), zonas de riesgo, áreas por donde no es recomendable transitar a determinadas horas”.

En ese contexto señaló que la prioridad del gobierno estatal es garantizar la seguridad porque es el principal reclamo de la población, y agregó que por esa razón se transfirieron 110 millones de pesos a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), para la construcción del Cuartel Militar que se habilitará en el municipio de Teloloapan, región Norte, el cual será poblado por el personal de un batallón de Iguala, que actualmente opera “en condiciones precarias” y que eventualmente se desplaza a la región Tierra Caliente.

Atención a víctimas de la violencia
Sobre los cuestionamientos de los diputados por la atención a las víctimas de la violencia, Salazar Adame respondió que las complejidades financieras limitan su pleno tratamiento.

Indicó que en un estado como Guerrero, con violencia, desplazamientos internos y desapariciones de personas, cuyos actos vulneran los derechos de las familias, la Comisión Estatal Ejecutiva de Atención a Víctimas “tiene una importante tarea por hacer en la reparación del daño de orden psicológico, económico, social o en el conjunto de todas”.

Señaló que el gobierno de Astudillo analiza la posibilidad de suscribir un convenio con la Comisión Nacional de Atención a Víctimas, para acceder a financiamiento extraordinario mediante líneas de crédito, los cuales deberán descontarse a través de las participaciones federales del siguiente año.

“Podemos obtener cantidades significativas, pero qué partidas se van a afectar cuando nos descuenten; el gobierno debe actuar con responsabilidad y priorizar acciones y por eso  necesitamos que nuestra Comisión valore sus alcances, sus recursos y qué podemos”, explicó, porque tampoco pueden permitir que esa determinación cause “hoyos financieros” en áreas de la administración.

Estabilidad política y social
Resaltó el trabajo sin descanso del gobernador en dos años de gobierno, que ha permitido el repunte de la actividad turística, la inversión pública y privada, el crecimiento económico y la recuperación del empleo.

Añadió que la gobernabilidad se ha logrado por una eficiente y oportuna atención a las manifestaciones sociales, a cuyos dirigentes pidió privilegiar el diálogo antes de bloquear las calles, para evitar afectaciones a terceros.

Indicó que en esa tarea ha sido fundamental la movilidad y comunicación del gobernador Astudillo con todos los actores económicos, políticos y sociales, así como su diálogo con la población por la institucionalidad.

Resaltó que el gobernador “no está esperando a que le lleguen los problemas”, tan es así, dijo, que el huracán “Max” y el sismo del 19 de septiembre no sorprendieron a su gobierno en cuanto a la puntual reacción y atención.

Además de que ha estado permanentemente en las zonas afectadas e instruyó a un represente por municipio, por lo cual pidió a los diputados que contribuyan a vigilar que los recursos destinados para la reconstrucción “se apliquen con transparencia y responsabilidad”, porque la instrucción del gobernador “es que las cosas se hagan bien y de manera oportuna”.

Excepto María de Jesús Cisneros Martínez, de Morena, los diputados reconocieron el trabajo de Salazar Adame, a quien felicitaron por su desempeño en atención a los conflictos sociales y políticos, que ha servido para garantizar la gobernabilidad en este estado.

Comentarios