Acusan que poco hace la Fiscalía estatal para localizar a dos jóvenes desaparecidos

– Se trata de una chica y un chico; sus familias están desesperadas

Chilpancingo, Gro.- Familiares de dos menores de edad, una chica y un chico, que están desaparecidos en Chilpancingo acusaron a la Fiscalía General de Guerrero de no hacer nada para localizarlos, excepto que ha emitido alertas Amber.

El lunes primero de enero por la tarde, Wendolyne Ramírez Rodríguez, de 17 años de edad, acudió a recibir clases a una escuela privada ubicada en la calle Ignacio Ramírez, en el centro de esta ciudad.

Jaime Ramírez González, padre de la estudiante universitaria, señala que ese día llamó al teléfono de celular a su hija para preguntarle si ya iban por ella, quien les dijo que sí.

Posteriormente le enviaron un mensaje por whatsapp diciéndole que los esperara, pero ya no les contestó, además de que le hicieron otra llamada pero su celular estaba apagado.

En entrevista, Ramírez González señala que su hija acudía a esos cursos a esa escuela privada para prepararse para el examen de admisión para ingresar  en el 2022 en la Facultad de Ciencias Químicas y Biológicas de la UAGro.

Mencionó que el día dos de enero acudió a la Fiscalía para denunciar la desaparición de su hija.

Dice que hasta el momento no ve ningún avance en las investigaciones y que cuando acude a la Fiscalía solamente le dicen que están investigando pero que no ve ningún resultado.

«Nosotros estamos muy desesperados porque ya pasaron muchos días y tenemos miedo de que ella sea víctima de un delito por ejemplo que abusen de ella sexualmente», comentó.

Ante la inacción de la Fiscalía, la familia ha optado por realizar una campaña de búsqueda en las redes sociales, así como pegar carteles con la fotografía de su hija en lugares públicos de las calles de Chilpancingo.

Don Jaime Ramírez González señala que ellos han tenido un constante contacto con los compañeros y amigos de su hija a los que piden que los ayuden a localizarla.

«Los amigos de mi hija están también muy preocupados porque mi hija no aparece», dice el papá de Wendolyn.

Desde el 2 de enero, un día después de la desaparición de la menor, la Fiscalía General activó una alerta Amber para su localización, pero sin resultados.

El otro caso
Otro caso es el del menor de 17 años, Aldo Yael Santos Álvarez, quien según sus familiares existen evidencias de que quienes se lo llevaron son los integrantes de la llamada policía comunitaria que opera en la comunidad de Petaquillas.

Salomón Santos Campos, padre de Yael, dijo que el 31 de diciembre del 2020 su hijo llegó a su centro de trabajo en una sucursal de la distribuidora de gas doméstico denominada Petaquillas II, cuando hombres armados lo interceptaron y lo golpearon.

Al otro día Yael le pidió al administrador de la gasera que le diera recursos para sacarse una radiografía en las costillas ya que fue en esa zona donde recibió la golpiza.

El dos de enero el administrador le habló para que fuera ya que le iba a dar para esos gastos, sin embargo Yael llegó al negocio y no encontró a nadie.

A ese lugar llegaron varios elementos de la policía comunitaria quienes detuvieron a Yael acusándolo de que él había participado en un supuesto robo a la gasera.

Salomón Santos señaló que al enterarse de eso llegó a Petaquillas el 2 de enero y se dirigió a la Comisaría de Petaquillas para pedir informes de su hijo.

En la comisaría le dijeron que su hijo estaba detenido pero que regresara a las siete de la noche para que le dieran información y así lo hizo.

Los de la policía comunitaria le dijeron que su hijo estaba detenido por robo pero que esperara media hora. Al cabo de ese tiempo un comunitario le dijo que se retirara del lugar y que regresara al otro día.

Salomón regresó al otro día y habló con un supuesto policía comunitario a quien le entregó agua y comida para su hijo.

Enseguida llegó a la Comisaría una camioneta con comunitarios armados a quienes les insistió que lo dejaran ver a su hijo y que lo dejaran en libertad.

Fue entonces que le dijeron que su hijo ya no estaba ahí y que desde un día antes lo habían dejado en libertad.

Ese mismo día Salomón y su esposa acudieron a la Fiscalía General del Estado  para interponer una denuncia en contra de la policía comunitaria de Petaquillas por la desaparición de su hijo, pero a la fecha no les dan resultados sobre el paradero de su vástago.

Lo único que ha hecho la Fiscalía es activar una alerta Amber sobre este otro caso, dijo. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO