Alcalde de Alcozauca está grave por COVID-19 y le toman el Palacio

Chilpancingo, Gro.- Mientras que el alcalde priista de Alcozauca, Armando Sánchez de Jesús, está aislado en su casa enfermo de COVID-19, ciudadanos y comisarios que mantienen tomado el edificio de ese Ayuntamiento reclaman su presencia para exigirle que cumpla una serie de demandas de obras públicas.

Los manifestantes que desde el miércoles de esta semana irrumpieron y tomaron el Palacio Municipal, donde tienen retenida a la síndica procuradora Eréndira Herrera y al secretario General del Ayuntamiento, José Luis Alvarado.

En la protesta, los ciudadanos de las comunidades de Ixcuinatoyac, Nuevo Zaragoza, San Martincito y San Vicente Zoyatlán, así como de colonias populares de la cabecera de aquel municipio enclavado en la región Montaña, en los límites con Oaxaca, reclaman al alcalde la pavimentación de calles y el drenaje, como lo prometió desde el inicio del trienio.

Ante la ausencia del alcalde Armando Sánchez de Jesús, llegó el secretario General del Ayuntamiento, José Luis Alvarado, para dialogar con los inconformes.

Sin embargo, los comisarios y la gente le pidieron al funcionario que le hablara al alcalde Armando de Jesús Sánchez para que se presentara el ayuntamiento.

El delegado de Gobernación estatal en La Montaña, Jorge Rodríguez Ponce, intervino para tratar de resolver el conflicto dialogando vía telefónica con algunos de los inconformes.

La respuesta de los comisarios fue en el sentido de que con el único que quieren hablar es con el alcalde.

Rodríguez Ponce, quien les ofrecía a los manifestantes instalar una mesa de trabajo, habló vía telefónica con la esposa del alcalde Armando de Jesús Sánchez, quien le informó que era imposible que el edil acudiera al Palacio municipal porque desde hace días se encuentra enfermo de COVID-19.

Desde el martes de esta semana el estado de salud del alcalde se agravó ya que su nivel de oxígeno en la sangre es bastante bajo y no puede ni siquiera hablar, le dijo la esposa de Armando de Jesús a Jorge Rodríguez Ponce.

El funcionario estatal dijo a los inconformes la salud del primer edil está bastante quebrantada, pero ellos insistieron en que van a permanecer en las instalaciones del Ayuntamiento hasta que Armando de Jesús se presente.

A petición de la esposa del alcalde, Rodríguez Ponce, dijo a los comisarios y ciudadanos que en diez días a lo mejor el edil los podría atender de manera personal.

Hasta la tarde de este jueves, la gente permanecía en el Palacio Municipal y mantenía retenidos a la síndico procuradora y al secretario General del Ayuntamiento. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO