Ante la pandemia de COVID-19, sigamos “hombro con hombro”, convoca HAF

– El coronavirus nos ha dejado “dolor y tristeza”, lamentó

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró este lunes que el “coronavirus nos ha dejado dolor y tristeza” por los más de 2 mil 263 guerrerenses fallecidos y convocó a la población, especialmente a las autoridades de los tres niveles de gobierno, a seguir trabajando “hombro con hombro” para hacer frente a la contingencia que “no ha terminado” y porque “la vida de todos está en manos de todos”.

La mañana de este lunes en Palacio de Gobierno, junto con autoridades civiles, militares y de todas las instituciones de salud en la entidad, reconoció, mediante decreto, al personal médico fallecido en cumplimiento de su labor, pero también al que sigue atendiendo la enfermedad.

Tras izar la bandera a media asta, en señal de duelo, refirió: “el coronavirus nos ha dejado dolor y tristeza”. Añadió: “la contingencia no ha terminado, necesitamos del esfuerzo de todos para asumir los riesgos y evitar que, como en otros estados y países, nuestra crisis sea mayor de lo que ha sido”.

Explicó que, por decreto presidencial del 29 de octubre, el sábado, domingo y este lunes se declaró duelo nacional por las víctimas del COVID-19. El homenaje resulta importante, dijo, porque coincidió con el Día de Muertos, fecha en que los mexicanos recuerdan con respeto a sus seres queridos que han fallecido.

Recordó que su gobierno, por decreto del 13 de octubre, decidió reconocer y honrar la labor de todo el personal de salud público y privado, quienes han cuidado y atendido a los guerrerenses, aun a costa de su propia vida.

“Establecimos el 30 de octubre como el día para reconocer y homenajear a las 94 personas entre personal médico, paramédico y de apoyo sanitario de los sectores público y privado que han fallecido hasta hoy a causa del contagio por COVID-19”, dijo en su mensaje en la explanada Vicente Guerrero del Palacio de Gobierno.

“Recordamos pues, con la bandera a media asta, a quienes han partido”, dijo y agregó: “reconozco el trabajo en la primera línea de batalla que continúan haciendo todos los días médicos, enfermeras y personal paramédico. Su valor, su entrega, su profesionalismo y su compromiso enorgullecen al estado de Guerrero”. De acuerdo con el gobernador Astudillo, son mil 908 mujeres y hombres que atienden día a día a pacientes COVID, asumiendo el reto y pagando un alto costo por su entrega y dedicación para evitar una mayor cantidad de contagios y defunciones.

“Como en otros tiempos, estos héroes y heroínas, merecen todo nuestros respeto y admiración. Son ellos, son ellos, los trabajadores del sector salud de todas las instituciones que merecen nuestro reconocimiento”, insistió.

También expresó su reconocimiento a todo el personal médico y sanitario que, desde la medicina privada, ha atendido y se ha comprometido, exponiendo su vida, para ayudar a contener los efectos de la pandemia.

En ese sentido resaltó la oportuna, permanente y eficaz colaboración de las fuerzas armadas, así como de la Policía Ministerial y la Secretaría de Seguridad Pública en el Estado, con las cuales han reconvertido hospitales y habilitado una cantidad mayor de camas hospitalarias, además de la distribución de insumos de salud y apoyos para la instalación y operación de los comedores comunitarios.

También lamentó el deceso de 2 mil 263guerrerenses, cuya pérdida “ha generado un sufrimiento irreparable” y por quienes “continuamos comprometidos en reforzar la construcción de la infraestructura de salud para y salvar la mayor cantidad de vidas posibles”.

Astudillo reiteró que su gobierno continuará privilegiando la salud y el bienestar de las familias guerrerenses e insistió en su llamado al autocuidado, mediante el uso correcto del cubreboca, sana distancia y cuidado a la familia, “mientras no exista la vacuna, las únicas medidas son las que acabo de mencionar”.

Pero también evitar asistir a lugares de conglomeración humana y tener la conciencia de que “estamos ante un problema que no es propio de Guerrero, ni de México; es un tema que está enfrentando la humanidad en el mundo entero”.

“Nosotros, los que estamos en este lugar no trajimos el COVID-19, nosotros no lo importamos, nosotros no lo trasladamos, pero como gobernantes hombres y mujeres públicos, líderes, somos responsables de la conducción para enfrentar la pandemia. Y lo vamos hacer, siempre pensando que lo prioritario es la salud, la salud de los guerrerenses, la salud de los hombres y mujeres de las siete regiones de nuestra tierra”, enfatizó.

Cabe mencionar que a esta ceremonia asistieron mandos de las fuerzas armadas, representantes de los poderes Legislativo y Judicial; el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán, directores de hospitales públicos de la Secretaría de Salud, del IMSS, ISSSTE; así como Beatriz Vélez Núñez, secretaria general de la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, y funcionarios estatales. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO