Casi linchan a una mujer y un hombre acusados de intento de robo de un niño

-La pareja radica en la Ciudad de México, pero la mujer es originaria de Torreón, Coahuila y el hombre de Michoacán, Michoacán

-Fueron entregados a la Fiscalía General del Estado para ser puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público

Chilpancingo, Gro.- Una mujer y un hombre que fueron detenidos por elementos de la Policía Comunitaria en la comunidad de Mazatlán, de este municipio, por el presunto intento de sustracción de un niño, este lunes a punto estuvieron de ser linchados por pobladores, pero finalmente fueron rescatados y entregados a la Fiscalía General del Estado (FGE) para ser puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público.

El presunto intento de robo del menor ocurrió la noche del sábado en esa comunidad, en la iglesia de San Miguel.

Según testigos, la pareja llegó en una motoneta hasta la iglesia y vieron cuando al bajarse de la unidad le pusieron una camisa en la cabeza a un niño e intentaron raptarlo, situación que alertó a los pobladores e intervinieron policías comunitarios que los detuvieron y los trasladaron a la Comisaría.

En su defensa, la pareja dijo que llegó a las afueras de la comunidad de Mazatlán a bordo de una motoneta después de un viaje desde la Ciudad de México donde radican, donde por la oscuridad de la noche ya no podían continuar con su trayecto rumbo a Acapulco y decidieron quedarse a dormir, pero una persona les dijo que mejor se dirigieran a la iglesia de San Miguel, porque donde pretendían pernoctar no era seguro.

Ya afuera de la iglesia observaron que un niño tenía frío y le pusieron una camisa para que se cubriera, pero eso fue malinterpretado y los acusaron del intento de rapto.

Los policías comunitarios dieron vista a la Agencia del Ministerio Público de lo que ocurría con la pareja proveniente de la Ciudad de México, aunque la mujer, de nombre América Natividad, dijo ser originaria de Torreón, Coahuila y el hombre, identificado como Osvaldo, de Michoacán, Michoacán, pero no quisieron atender el caso bajo el argumento de que no había flagrancia por lo que los acusaban, dijo el comandante de esa agrupación ciudadana de la comunidad de Mazatlán, Neri Ortiz Romero.

Por esa razón este lunes a las 11:30 de la mañana, expusieron el caso a juicio popular y exhibieron a la pareja de presuntos robachicos en la Comisaría.

Los pobladores, en su mayoría mujeres, exigían que se los entregaran “para quemarlos vivos”, pero al notar que la situación se salía de control, los policías comunitarios regresaron a los detenidos a la mazmorra y los aseguraron, mientras el comandante de la Policía Comunitaria, Neri Ortiz Romero hacía un llamado a las autoridades y a la Fiscalía General del Estado por medio de las transmisiones en vivo que en plataformas digitales se hacían en ese momento.

Debido a que los ánimos de los pobladores estaban calientes y para evitar que se registrara un desbordamiento de violencia contra la pareja, a la Comisaría llegaron el secretario general del Ayuntamiento de Chilpancingo, Antonio Orozco Guadarrama; el secretario de Seguridad Pública municipal, Ofelio Romualdo Aguilar Carmona, con elementos de esa corporación e intentaron mediar, pero no lograron convencer a los pobladores que les permitieran trasladar a la pareja a esta capital.

Posteriormente, llegaron el subsecretario para Asuntos Políticos de la Secretaría General de Gobierno, Martín Maldonado del Moral, el secretario de Seguridad Pública estatal, David Portillo Menchaca y agentes de la Policía del Estado en 20 camionetas, así como elementos de la Guardia Nacional y el fiscal de la zona centro, Ernesto Jacobo García con elementos de la Policía Ministerial, quienes dialogaron con un grueso de pobladores enardecidos que insistían que linchar a la mujer y hombre detenidos.

A la 1:40 de la tarde, con la intervención del comisario Cristian Rubí Moctezuma y de la mamá del niño como presunta víctima, en la oficina administrativa de la Comisaría, lograron firmar una minuta de acuerdos, en la que establecieron la entrega de los detenidos a la Fiscalía General del Estado para su traslado por parte de elementos de la Policía Ministerial y su puesta a disposición de la Agencia del Ministerio Público.

Además de que para fortalecer la denuncia y la carpeta de investigación, se sumaron cuatro mujeres más como testigos de los hechos en apoyo a la mamá del niño.

Poco después de las 2:00 de la tarde, cuando salían de la Comisaría, se formó una valla de elementos de las policías estatal, municipal y Guardia Nacional, para evitar agresiones contra los detenidos, pero aún así, les fueron lanzadas piedras antes de que los subieran a una camioneta de la Policía Ministerial, así como gritos y mentadas de madre. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO