Contexto Político por Efraín Flores Iglesias: Ganadores y perdedores en la UAGro

Antes del 6 de agosto y luego de que el Tribunal Electoral del Estado de Guerrero (TEEG) declarara infundada la impugnación que realizaron el PRI y el PRD en contra de la gobernadora electa, Evelyn Cecia Salgado Pineda, y validara la elección del pasado 6 de junio, algunos personajillos de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) buscaron con insistencia al senador Félix Salgado Macedonio, para que éste les diera su “bendición” en la elección de rector que estaba programada para el 14 de septiembre.

El más desesperado en recibir la bendición taurina era (y sigue siendo) Ramón Reyes Carreto, quien añora el poder, ya que en el periodo 1987-1990 fue rector de la máxima casa de estudios.

Desde hace un par de años se le ha visto muy de cerca con personajes vinculados a Morena; en un principio con Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, otrora súper delegado del gobierno federal en Guerrero y fallido aspirante a la gubernatura; y después con gente cercana al senador Salgado Macedonio, a quien le prometió instalar la 4T en la UAGro en caso de llegar nuevamente a la Rectoría.

¡Y que se le atraviesa la tercera ola de contagios por Covid-19 y el semáforo rojo!

Otro ex rector que anduvo muy movido y que sí es cercano a la gobernadora electa y a su padre, es Marcial Rodríguez Saldaña, quien, en su calidad de dirigente de Morena en Guerrero, recomendó a su hermano Roberto, de los mismos apellidos, para que recibiera el visto bueno del personaje que pretende desaparecer al INE y al TEPJF.

Roberto Rodríguez Saldaña es actualmente titular de la Fiscalía Especializada de Delitos Electorales (FEDE) en la entidad y hace unos años fue presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales del Estado de Guerrero. Además, es un personaje muy cercano al gobernador Héctor Astudillo Flores.

Los catedráticos de la Facultad de Derecho e integrantes del Frente Democrático Universitario y de la Alianza Alternativa Universitaria, Guadalupe Hernández de la Cruz y Marcelo Gatica Lorenzo, respectivamente, manifestaron desde hace algunos meses su intención de suceder en el cargo a José Alfredo Romero Olea.

Con excepción de Roberto Rodríguez Saldaña, los adversarios del Frente por la Reforma Democrática de la Universidad Autónoma de Guerrero (Fredeuag) se enfocaron en todo momento en cuestionar al ex rector Javier Saldaña Almazán, a quien veían como el candidato a vencer en la elección.

Y no estaban equivocados. El ex rector Javier Saldaña es un líder que cuenta con el apoyo de miles de universitarios, entre los que destacan ex rectores, directores de facultades y unidades académicas, consejeros universitarios y académicos, funcionarios de la administración central, dirigentes de sindicatos (STAUAG e STTAISUAG) y líderes estudiantiles.

FREDEUAG: RECTORES Y ASPIRANTES: – Desde 2006, el Fredeuag ha ganado las elecciones de rector en la UAGro. El primero fue el Dr. Arturo Contreras Gómez, después el Dr. Ascencio Villegas Arrizón (2010), y posteriormente (2013) el Dr. Javier Saldaña Almazán, que gracias a su excelente gestión y por una reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Autónoma de Guerrero, fue reelecto como rector en 2017.

Es necesario señalar que, por un problema de salud, Villegas Arrizón se retiró del cargo el 27 de septiembre de 2012, cumpliendo sólo 2 años y medio de los cuatro para el cual fue electo, y murió un mes después de renunciar. Por lo que el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la UAGro, designó por mayoría de votos al Dr. Alberto Salgado Rodríguez como rector interino del 28 de septiembre de 2012 al 6 de abril de 2013.

El Covid-19 no sólo alteró el escenario político al exterior de la máxima casa de estudios, sino también al interior. Las clases presenciales y otras actividades se suspendieron.

El pasado 6 de abril y a través de una sesión virtual, el Consejo Universitario tomó protesta como rector interino de la UAGro) a José Alfredo Romero Olea, para el periodo comprendido del 6 de abril al 27 de septiembre del 2021.

Durante la sesión solemne virtual de aquel entonces, 146 consejeros universitarios hicieron un reconocimiento público a Saldaña Almazán por su trabajo al frente de la institución, y quien estuvo enfermo de Covid-19 desde el año pasado.

Los adversarios del Fredeuag exigieron la publicación inmediata de la convocatoria. Les urgía que se realizara la elección. Y al interior de la expresión política gobernante también empezaron a moverse algunos personajes.

Me refiero a Efrén Arellano Cisneros, ex coordinador de la Zona Sur, y a José Legorreta Soberanis, director del Centro de Investigación de Enfermedades Tropicales.

Javier Saldaña, por su parte, fue mesurado en su intención de buscar nuevamente la Rectoría. Los que lo promovían eran sus amigos y simpatizantes.

Durante varias semanas, los tres aspirantes del Fredeuag se reunieron para sacar un candidato de unidad, lo cual no ocurrió.

Efrén Arellano se aferró en ser el candidato y presumió tener una excelente relación con Félix Salgado y con la gobernadora electa, a quienes apoyó públicamente dentro y fuera de la UAGro. Hoy por hoy, es un disidente del Fredeuag.

Y el fuego amigo contra Javier Saldaña fue más que evidente, pero éste aguantó hasta el final, llamando siempre a la unidad y a la construcción de acuerdos para fortalecer más a la institución.

La tarde del pasado martes 16 de agosto y luego de una larga sesión virtual, el Consejo Universitario aprobó suspender la elección para rector de la UAGro, programada para el 14 de septiembre, y extendió el mandato de José Alfredo Romero como rector interino por dos años más.

El dictamen de la Comisión Electoral para suspender la elección y la ampliación del mandato, fue aprobado por 174 consejeros; cinco votaron en contra y ocho se abstuvieron.

La decisión de los consejeros universitarios fue la más correcta, ya que no son tiempos para realizar eventos masivos en las Facultades y Preparatorias. La salud es primero.

Que conste. Todas las expresiones políticas se pronunciaron a favor de que se pospusiera la elección del 14 de septiembre. Y no fue un exceso como lo señala Efrén Arellano, quien al parecer calculó mal el escenario político en tiempos de pandemia.

Queda claro que en política no hay sorpresas, sino sorprendidos. Y hubo, desde luego, ganadores y perdedores.

Uno de los principales ganadores fue Javier Saldaña. Y los perdedores son los que siempre están en contra de todo y favor de nada.

Comentarios:

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO