En Chilpancingo… 50 empresas se van a la economía informal; dejarán de pagar impuestos: Joel Moreno

– El líder empresarial dice que el gobierno federal no los apoyó

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
 Al menos 50 empresas de esta capital transitarán a la informalidad ante la negativa de financiamiento crediticio que solicitaron a los gobiernos federal y estatal por los efectos negativos que ha provocado la pandemia del COVID-19 en la economía.

“Vamos a tener una pérdida importante de empresas formales, eso es lo que más nos duele y ya está pasando”, confirmó Joel Moreno Temelo, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex-Chilpancingo).

En entrevista con Agencia de Noticias IRZA, precisó que algunos de los negocios que no han cerrado, ya se desligaron de su responsabilidad hacendaria, lo que implica que sus trabajadores dejarán de tener prestaciones formales, así como seguro social.

“Aquí en Chilpancingo son alrededor de 50 empresas las que viven al día, que están a punto de cerrar y probablemente después continúen con otra actividad, pero de manera informal. Eso es grave”, opinó.

Lamentó que los gobiernos, especialmente el federal, hayan negado rotundamente apoyos crediticios a las empresas locales, pese a que se le pidió un programa especial de rescate económico, así como de salario solidario para sus empleados.

“Seguimos insistiendo y no porque queramos que le den dinero a las empresas. En Coparmex hemos pugnado por el apoyo al salario solidario, que nos apoyen con salario para los trabajadores, por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social, y eso nos podría ayudar para mantener las fuentes de empleo”, opinó.

Lamentó que sus peticiones crediticias también hayan sido ignoradas por las autoridades federales, pese a que las empresas formales, resaltó, sí regresan el dinero que les prestan, “no necesitamos que nos regalen, necesitamos que nos apoyen, sobre todo el gobierno federal que es el que maneja el dinero; con el estatal será difícil, sobre todo por la transición, pero el federal sí pudiera hacerlo porque están diciendo que su prioridad es Guerrero, pero no lo vemos en este aspecto”.

De acuerdo con Moreno Temelo, las empresas locales padecen una fuerte crisis económica derivada de la pandemia porque en la primera ola, entre mayo y junio del 2020, sus propietarios se acabaron los ahorros; en la segunda ola, entre enero y febrero de este 2021, generaron deudas, y en esta tercera ola ni siquiera se han podido pagar endeudamientos y tampoco tienen posibilidad de recurrir a líneas de crédito privado.

“Por eso vemos con tristeza y preocupación que si no hay apoyo de los gobiernos federal y estatal va a ser muy difícil que las empresas que cierren puedan volver a abrir”, insistió el líder empresarial.

Moreno Temelo también se quejó del endurecimiento de algunas medidas sanitarias para evitar la propagación de contagios de COVID-19, entre ellas, que los restaurantes dejen de vender bebidas alcohólicas después de las 18:00 horas.

“Tal vez el problema está en los bares por el exceso de consumo de alcohol, pero no en las demás empresas formales, definitivamente allí no está el contagio; no está en los restaurantes que han tenido mucho cuidado en capacitar a su personal, en mantener sus estándares de sanidad que solicitan (las autoridades). En esos lugares no está el contagio”, insistió.

Agregó: “debemos cuidar las reuniones sociales con la familia, que muchas veces somos 5 (integrantes) nada más, pero con uno que venga infectado con eso nos va a echar a perder lo demás, entones, definitivamente vamos a seguir manteniendo los cuidados en los negocios, pero también pedir al gobierno federal y del estado que conforme esto mejore, también haya mejora para las empresas porque difícilmente muchos negocios si cierran ya no podrán abrir”. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO