Ex rector de la UAGro, Javier Saldaña: Consejo Universitario del próximo 6 de junio, “se enfrentará a retos inéditos”

Berenice Reyes/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El ex rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán consideró que el Consejo Universitario que se instale el próximo 6 de junio “se enfrentará a retos inéditos, motivado por la crisis sanitaria del COVID-19”.

Destacó que entre los retos, el Consejo Universitario deberá observar que el Plan de Desarrollo Institucional 2021-2025 sea una ruta para la transformación de la UAGro, “sin desechar el pasado, sino aprovechando las experiencias de la Universidad Pueblo, de la Universidad de Calidad con Inclusión Social, así como de la experiencia de la crisis”.

Por medio de un documento expresó que además deberá revalorar y reorientar la regionalización de la Universidad en armonía con la Ley General de Educación Superior en la perspectiva de la obligatoriedad y el reto de contribuir a disminuir la brecha de cobertura educativa en el estado de Guerrero.

“Es decir, el reto del próximo Consejo Universitario será poner a punto el Modelo Educativo UAGro en armonía con la tendencia internacional para que la educación superior sea un bien común y se profundice la inclusión social, además de centrarse en el rol del profesor y en el que nadie se quede atrás en el aprendizaje”, aseveró.

El 30 de abril, recordó que el máximo órgano de gobierno de la UAGro, aprobó la convocatoria para su renovación de conformidad con la Ley Orgánica y el Reglamento Electoral. 

Señaló que los tres retos que el Consejo Universitario debe afrontar, se inscriben en las tendencias actuales de la educación superior en México y en el mundo en los últimos años que es necesario describir para plantear tres retos que requerirán de su atención y acuerdos.

La primera tendencia se refiere a un nuevo paradigma de educación superior. De acuerdo con la UNESCO, las economías en rápida evolución, los retos sociales y ambientales, los retos de la digitalización y las lecciones y aprendizajes de la crisis sanitaria del COVID-19 han generado la necesidad de un nuevo paradigma de educación superior para sociedades más inclusivas y sostenibles.

La segunda tendencia es la transformación de la gestión de las instituciones de educación superior. La Red Universitaria Global para la Innovación de la UNESCO en la preparación del informe “Nuevas visiones de las instituciones de educación superior hacia 2030”.

La tercera tendencia se refiere a la inclusión social. En armonía con el lema de la III Conferencia Mundial sobre la Educación Superior “Reinventando el rol y el lugar del aprendizaje en la educación superior para un futuro sostenible”, se amplía y precisa la inclusión en la educación superior, cuyo objetivo central es que nadie se quede atrás.

En México se observan tres tendencias en consonancia o armonía con las señaladas a nivel mundial.

La primera tendencia es la relativa a la transformación de las instituciones de educación superior. El “Encuentro Nacional para el Fortalecimiento de la Educación Superior” celebrado en el año 2019, convocado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), Congreso de la Unión, Secretaría de Educación Pública (SEP) y sindicatos universitarios que concluyó con una declaración, la cual destaca la necesidad de transformar las IES para fortalecer su contribución al desarrollo local, regional y nacional.

Tendencia que reiteró el documento consensuado por la ANUIES y la SEP “Hacia la construcción colectiva de la nueva normalidad en la Educación Superior” en el año de 2020, el cual destaca que la nueva normalidad exige cambios profundos e inéditos que deben transformar a las IES, aprovechando las lecciones aprendidas en la crisis sanitaria del COVID.

La segunda tendencia se refiere a la gestión. La declaración del “Encuentro Nacional para el Fortalecimiento de la Educación Superior”, de manera enfática señala el compromiso de las IES de integrar equipos directivos con las competencias necesarias para llevar a cabo una gestión ética y eficaz, lo cual implica a los órganos de gobierno y autoridades.

La tercera tendencia es la relativa a la inclusión. Con la aprobación de la Ley General de Educación Superior, México tiene una política de estado en materia de inclusión al incorporar la obligatoriedad y gratuidad de la educación superior, esto es, la tendencia de la inclusión social se ha convertido en Política de Estado y les corresponde a las autoridades conjuntamente con las IES su implementación.  (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO