Exámenes de ADN identifican un cadáver; la FGE entregó los restos a sus familiares

– Pertenecen a un hombre que desapareció hace 6 años, en Chilapa

Chilpancingo, Gro.- Casi al mismo tiempo, mientras una familia de Chilapa recibía los restos identificados de su hijo en el Servicio Médico Forense (Semefo) de esta capital, integrantes del Colectivo Siempre Vivos de esa misma ciudad de la Montaña baja de Guerrero entregaban un documento en Palacio Nacional, dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador, en donde le exigen que ponga un alto a la violencia y a la impunidad que prevalece en esa zona.

Es así que una familia recibió este mismo día los restos de Cresenciano Niño Lujan, quien estaba desaparecido desde el 14 de noviembre del 2014, hasta que en esta semana fueron notificados por la Fiscalía General del Estado (FGE) de que luego de pruebas de ADN se logró saber que los genes del occiso eran compatibles con los de sus familiares que, enseguida, recibieron el cuerpo y lo trasladaron a Chilapa en un ataúd.

Las personas que recibieron los restos de Cresenciano dijeron que éste trabajaba como chofer en el servicio público de transporte de la ruta Chilapa-Amaxquicatlan, y que desapareció desde esa fecha. El cuerpo de ese hombre fue hallado en una fosa clandestina en las afueras de Chilapa y trasladado a la morgue del Servicio Médico Forense en esta ciudad capital.

En tanto, el colectivo Siempre Vivos entregó en Palacio Nacional, por segunda ocasión, un escrito dirigido a López Obrador, en el que le piden que se ejecuten 25 órdenes de aprehensión contra integrantes del grupo criminal «Los Ardillos» y en especial contra sus líderes Celso y Jorge Iván Ortega Jiménez, a quienes acusan de cometer asesinatos, extorsiones y secuestros en 20 municipios de la zona Centro y Montaña baja de la entidad. (www.agenciairza.com)

Qué opinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO