Exigen a AMLO cumpla “su promesa de verdad y justicia” por el caso Ayotzinapa

Iguala, Gro.- Más de mil normalistas de Guerrero y de otras entidades federativas del país, maestros, activistas de organizaciones sociales acompañaron en un marcha al Comité de Madres y Padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos en esta ciudad hace 7 años, para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador y a su gobierno que ya dé resultados en las investigaciones para encontrar a los estudiantes y “que deje de estar solo durmiendo a la gente con sus mañaneras, les exigimos que cumpla con su promesa de verdad y justicia”.

Dijeron que no están conformes con las investigaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) y que por más voluntad política del presidente Andrés Manuel López Obrador, no hay certidumbre de que se va a esclarecer el caso.

Los contingentes viajaron a esta ciudad a bordo de 27 autobuses desde las instalaciones de la normal de Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla. Aquí se les sumaron integrantes del magisterio disidente y organizaciones sociales.

La marcha salió de las instalaciones de la Feria de la Bandera Nacional hacia la colonia Industrial, donde depositaron una ofrenda floral en la estela que se construyó en memoria del normalista Julio César Mondragón Fontes, quien fue torturado y asesinado. El cadáver fue encontrado en este lugar la mañana del 27 de septiembre del 2014.

Luego, los manifestantes se dirigieron hacia la avenida Juan Álvarez, esquina con Periférico Norte, donde se construyó una segunda estela en memoria de los normalistas Julio César Ramírez Nava y Daniel Solís Gallardo, quienes cayeron asesinados a tiros en este lugar la noche del 26 de septiembre, a manos de policías municipales e integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, como se asegura.

Esa noche también murieron a balazos el joven futbolista del equipo “Los Avispones”, David Josué García Evangelista y Víctor Manuel Lugo Ortiz, chofer del autobús en el que viajaban los deportistas de Iguala a Chilpancingo, luego de sostener un partido en el estadio “Ambrosio Figueroa”. El ataque ocurrió en las afueras de esta ciudad, donde también fue asesinada a tiros una maestra que viajaba como pasajera en un taxi, a manos de criminales de Guerreros Unidos.

Doña Berta Nava, madre de Julio César Ramírez Nava, quien fue asesinado en este sitio hace 7 años, dijo que seguirá levantando la voz y en pie de lucha por los normalistas asesinados, por los 43 normalistas desaparecidos y por el también normalista, Aldo Gutiérrez Solano, quien se encuentra en estado vegetativo desde hace 7 años, pues recibió un balazo en la cabeza.

«A este gobierno de López Obrador le quedó grande el saco, le exigimos que se ponga a trabajar y deje de estar solo durmiendo a la gente con sus mañaneras, les exigimos que cumpla con su promesa de verdad y justicia, porque solo se han dedicado a quitarle presupuesto a las normales rurales, a las que quieran desaparecer», expuso doña Bertha.

Agregó que como madre de un muchacho asesinado, «me siento muerta en vida, a mí no me permitieron ver y abrazar a mi muchacho por última vez porque cuando fui a reconocer su cuerpo al Semefo no me lo permitieron y me dijeron que llevaba cuatro días tirado, sentimos rabia y dolor porque no se ha hecho justicia, no se castiga a los responsables de estos graves acontecimientos».

Don Margarito Ramírez manifestó: “andamos luchando para saber de nuestros hijos y pedir justicia por los 3 muchachos asesinados, no sabemos dónde están, dónde llorarles, dónde irles a dejar unas flores y eso nos está acabando. Sólo queremos la verdad y que nos digan si están vivos o muertos,  dónde se los llevaron, quiénes son los responsables y que sean castigados para que no se queden impunes esos hechos».

Don Margarito señaló que la mayoría de los padres «somos campesinos y gente pobre, que nos obligaron a dejar nuestras actividades diarias y salir a la lucha en las calles para saber del paradero de nuestros hijos y estamos seguros que los militares tuvieron mucho que ver en estos hechos y exigimos que sean investigados, son los delincuentes organizados con uniforme y no deben de permitir que este gobierno de López Obrador los solape».

En el mitin intervinieron además representantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas Unidos de México (FECSUM), del Bloque Democrático de Iguala, del Sindicato de Mineros de Taxco, de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), quienes manifestaron su solidaridad con los padres y el compromiso de seguir acompañándolos en la búsqueda de sus hijos. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO