La economía “está disminuida”, las finanzas son adversas: Astudillo

– Guerrero dejó de recibir mil 400 mdp, informa

– La Federación se acabó el Fondo de Estabilización

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Las condiciones financieras para Guerrero son adversas. El gobierno estatal ha dejado de recibir mil 400 millones de pesos vía participaciones federales en lo que va de este año, mientras que, tan solo el costo parcial de la pandemia del COVID-19, supera los mil 500 millones hasta el momento, y lo más grave es que el gobierno de la República ya se acabó el Fondo de Estabilización.

A 58 días de culminar su mandato, el gobernador Héctor Astudillo Flores sintetizó: “los tiempos económicos se han agudizado, se han complicado, derivado de la pandemia”. Precisó que ya no existe el movimiento económico de antes.

Tampoco -añadió- el mismo índice de recaudación fiscal en el país y en el estado porque la economía “está disminuida”, aunque “no acabada”, y señaló que tan solo en 2020 se perdieron 15 mil empleos formales en la entidad.

Hasta hace un mes se habían recuperado 13 mil 500, pero la tercera ola del COVID-19 frenó ese avance, refirió este lunes al entregar estímulos económicos a 706 profesores jubilados en la sede del Poder Ejecutivo. Y recordó que inició como gobernador en octubre del 2015, “en un momento muy difícil de ingobernabilidad”, y que dejará el cargo en medio de una “crisis en salud”.

Dijo que le hubiera gustado terminar su mandato en otras circunstancias, sobre todo en materia turística, que se había recuperado con la llegada de más cruceros, vuelos comerciales y obras públicas importantes relacionadas con ese sector.

“Ser gobernador es una chamba de muchas horas del día, hay que estar en muchos temas: educación, salud, seguridad; un gobernador debe estar revisando que las obras se hagan bien, que se cumplan”, indicó.

Ya no hay Fondo de Estabilización
En entrevista, señaló que al tema financiero se le debe poner mucha imaginación ante las limitaciones económicas, sobre todo ahora que el país ya no cuenta con Fondo de Estabilización, a través del cual se compensaban las reducciones financieras de las participaciones federales para los estados y municipios.

“Ya no hay Fondo de Estabilización y esto ocasiona que cada vez llegue menos participaciones y no hay manera de recuperarlas”, sostuvo, y precisó que este fondo operó hasta el año 2020, lo que ha provocado muchos problemas en varios estados, no solo en Guerrero.

Guerrero, reiteró, ha dejado de recibir mil 400 millones de pesos de participaciones federales, lo que ha generado muchas dificultades, incluso, hasta para pagar las nóminas.

“…y súmenle todos los costos que ha tenido el COVID-19. Ha sido una pandemia muy costosa, y que no para. Pensamos que con la segunda ola nos íbamos a despedir del COVID-19, pero esta tercera nos demanda medicamentos, material, atención a hospitales y es complicado tener dinero para todo esto”, agregó.

-¿A cuánto asciende el costo de la pandemia, gobernador?

-“Mil 500 millones de pesos extraordinarios, aparte todo lo que se ha gastado en salud”.

En ese sentido expuso que muchas administraciones estatales que están por concluir, como la de él, enfrentan situaciones difíciles. Guerrero no tiene deuda de corto plazo, porque ya no le debe a ningún banco, pero sus ingresos son limitados.

La única deuda, que es la institucional o denominada estructural, es por mil 400 millones de pesos, la cual disminuyó en más de mil millones durante su mandato, informó.

– ¿Cuánto dejará en caja y para aguinaldos? –

-“No hay ninguna previsión, tampoco la hubo cuando yo llegué (en 2015). No hay capacidad de ahorrar, ese es el problema que presentan todos los estados; por eso contratan deuda en diciembre para poder enfrentar los gastos”. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO