Lanzan una campaña para visibilizar violencia feminicida y falta de justicia

Tlapa, Gro.- Para visibilizar el contexto de violencia feminicida, de desapariciones forzadas, falta de acceso a la justicia y la vulnerabilidad en la que trabajan defensores de derechos humanos, este miércoles se lanzó la campaña «Mar de agravios, Montaña de quebrantos», donde se hizo un llamado urgente a los tres niveles de gobierno a atender la grave problemática que se vive en esa región, considerada de las más pobres del país.

La campaña la lanzaron el Centro de Derechos Humanos de la Montaña «Tlachinollan» y el Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), a través de una videoconferencia en donde se dieron cifras y testimonios de la difícil situación de violencia que se vive en esa zona de Guerrero.

La abogada de Tlachinollan, Neil Arias Vitinio expuso la situación que existe en materia de violencia hacia las mujeres, la cual reiteró que se ha agravado desde el inicio de la pandemia y explicó que tienen un monitoreo desde el 2014 a abril de este año, con 71 feminicidios en la Montaña.

Pero alertó que tan sólo el año pasado tienen un registro de 20 feminicidios «que se cometieron en la región, de enero del año pasado a la fecha hay 20 casos de delitos sexuales, violaciones y abuso sexual. Ha aumentado de manera exponencial la violencia contra mujeres y niñas, en específico en la Montaña son niñas que son víctimas de personas cercanas a ellas».

Lamentó que ante este panorama haya «una falta de sensibilidad, de perspectiva de género, el operador de justicia que atiende esos casos no da la atención debida y desde el principio enfrentan muchas barreras para obtener justicia, por eso muchos casos permanecen en la impunidad, llevamos más de una década que hemos insistido que no hay personal femenino y a la fecha no han hecho caso».

Arias Vitinio señaló que en año pasado se registraron de 3 desapariciones forzadas de mujeres y que desde el 2016 a este año, suman 35 desapariciones, de las cuales 10 son mujeres; en el último año hay 80 mujeres que sufrieron violencia física y 80 casos de violencia económica por parte de sus parejas que no quieren hacerse cargo de sus hijos.

Mujeres desaparecidas
En el enlace virtual se presentaron testimonios como el de doña Catarina, originaria de Cochoapa el Grande, quien busca desde mayo del año pasado a su hija, quien desapareció cuando fue a casa de sus suegros y fue la última ocasión que se le vio; esto en un conflicto familiar que ha escalado a hasta las amenazas de muerte y donde la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha intervenido de manera diligente.

La señora explicó que los suegros de su hija, de nombre Emilio y Aurelia, la culpaban del asesinato de su hijo Santiago y que es extraño que su hija Aurelia Velázquez Moreno haya desaparecido cuando fue a verlos.

«Hemos venido a Tlapa a exigir justicia en la FGE, pero no hacen nada, me siento muy triste por mi hija, no sé dónde está, es un ser humano no es un animalito para que la hayan desaparecido», señaló.

Afirmó que después de esta lucha que ha emprendido para localizar con vida a su hija, ha recibido amenazas de muerte que ha denunciado ante la FGE, pero que tampoco le han garantizado que van a investigar la situación y mientras tanto seguirá buscando a su hija hasta encontrarla.
Otro testimonio lo dio la señora Maribel, originaria de la comunidad de Huiztlatzala, municipio de Zapotitlán Tablas y quien denunció que el año pasado desaparecieron de manera forzada a su hermano, Ángel Pérez, a su esposa y a sus dos hijas menores de edad, quienes lamentablemente fueron encontrados asesinados y calcinados en una camioneta.

Explicó que a mediados del año pasado, su hermano y su familia fueron desaparecidos de manera forzada y que iniciaron su búsqueda, denunciaron el hecho ante las autoridades de la FGE y que aparecieron asesinados.

«Mi hermano, su esposa y sus niñas de 12 y 14 años de edad fueron encontrados asesinados en una camioneta incendiada en el crucero de Aquilpa, en la carretera federal Tlapa-Chilapa», señaló.

Denunció que desde esa fecha han exigido que haya justicia, «pero no hay respuesta de las autoridades, en nuestra comunidad han desaparecido más familias, apenas en noviembre desaparecieron a un señor y sus hijos, ha habido muchas muertes, queremos justicia no sólo para mí hermano, para la gente del pueblo», agregó.

Al respecto, Vidulfo Rosales Sierra hizo un llamado a la ciudadanía y organizaciones que se sumen a esta campaña «para que defensores podamos hacer nuestro trabajo, para que defensores emergentes y que son los familiares de estas víctimas puedan tener justicia».

El abogado de Tlachinollan hizo un llamado a los tres niveles de gobierno «a desmontar las causas de esta violencia en Guerrero, a las autoridades FGE que hagan justicia, que se dicten medidas de protección a favor de las víctimas que luchan por el esclarecimiento».

Abundó que la campaña «consiste en visibilizar el contexto de violencia feminicidios, mujeres desaparecidas, impunidad de esos casos, vulnerabilidad en que viven los defensores de derechos humanos y que impide que haya garantías para ejercer esa labor».

Por su parte, el director de Tlachinollan, Abel Barrera Hernández señaló que es la región de la Montaña la Guardia Nacional «no se han implementado acciones de alcance regional para que los casos de feminicidio puedan ser atendidas en el ámbito de las investigaciones que han quedado relegadas, sino realizar acciones de contención ante el crimen organizado, la Guardia Nacional no ha implementado acciones orientadas a proteger a las mujeres en la región». (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO