Madre desesperada afirma que la FGE no investiga la desaparición de su hijo

– Dice que la Fiscalía es omisa y negligente

Chilpancingo, Gro.- Familiares del joven Jesús Antonio Moyao Guerrero, quien desapareció desde el 23 de febrero en la cabecera municipal de Chilapa, denunciaron que la Fiscalía General del Estado (FGE) incurre en actos de “negligencia y omisión” en las investigaciones que realiza sobre este caso.

María Engracia Guerrero López, madre del joven desaparecido, ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones del Colectivo de Familiares de Desaparecidos “Lupita Narciso” en Chilpancingo.

Explicó que su hijo Jesús Antonio Moyao Guerrero desapareció desde el 23 de febrero pasado, a las 4 de la tarde aproximadamente, cuando trabajaba como chofer de una urvan del servicio público de transporte en Chilapa, en la ruta Mercado-Centro-San Juan de esa población de la Montaña baja.

Indicó que esa urvan fue dejada abandonada y se llevaron la cuenta del día, desde esa fecha no se sabe nada de su hijo y este jueves cumple 4 meses de desaparecido y que la investigación que supuestamente inició la FGE no avanzan.

María Engracia Guerrero dijo que su familia está “desesperada, porque no vemos avances concretos en las investigaciones y uno como familiar de la víctima viene a pedir información y en la FGE lo que me dicen es que están investigando”.

La madre del joven desaparecido sostuvo que “lo único que consta en la carpeta de investigación es lo que hemos aportado nosotros como familia, de personas que quizá puedan saber algo, lejos que me den respuesta ellos de sus investigaciones, son los datos que nosotros mismos hemos proporcionado”.

Informó que recientemente pidió a la FGE que le permitieron ver la sábana de las llamadas telefónicas que realizó su hijo el día de su desaparición y su ubicación, “para poder aportar algo y me dicen que no puedo tener acceso a ella, que puedo hacer mal uso de ella y lo único que decimos es que si no quieren hacer su trabajo que nos permitan ayudar”.

Denunció además que hasta su hogar en Chilapa se presentaron agentes de la Policía Investigadora Ministerial (PIM), “en una actitud hostil y amenazante con mi esposo, según iban a ver a un posible testigo pero llegaron a nuestro hogar y dando a entender que nosotros tenemos algo que ver con la desaparición, es una locura y es una actitud por demás negligente”.

Señaló que por esa situación desde el 8 de marzo pasado presentó una queja en la Comisión Estatal de Defensa de Derechos Humanos, y que “hasta se molestaron conmigo, porque dice que no entendemos que es difícil investigar en una zona conflictiva como Chilapa”.

La madre del joven desaparecido denunció además que como familia han propuesto recorridos de búsqueda de su hijo, “pero no me han hecho caso, mientras más pasa el tiempo se van perdiendo las esperanzas y más con esta actitud de las autoridades de la FGE”. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO