“Mi defensa está preparada” ante las acusaciones por peculado: Toño Gaspar

-Dice que gobernó “con el corazón y con sensibilidad”

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El alcalde Antonino Gaspar Beltrán advirtió que el Ayuntamiento enfrentará severos problemas financieros si no recibe el respaldo del gobierno federal: “el caos está empezando apenas”.

-¿Espera que cambien las cosas a partir del 1 de octubre?

“Yo lo veo muy complicado, pareciera como que es política pública del gobierno federal no traer en su agenda el apoyo a los ayuntamientos”, dijo en entrevista.

Opinó que tampoco ve al municipio de Acapulco en “excelentes condiciones”, pese a que es gobernado por Morena, similar al gobierno federal, y tampoco ve que otros ayuntamientos estén mejor que Chilpancingo.

“…tiene que lograrse la sensibilidad del presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador), para que a través de los recursos que se tienen proyectados para los municipios se dé el adelanto de participaciones y de manera voluntaria los retiros y jubilaciones a que haya lugar para adelgazar la burocracia, que es lo que está consumiendo el erario municipal”, dijo.

Sobre la denuncia y acusaciones de peculado y desvíos del erario, el alcalde respondió que se trata de rumores y chismes, y aseguró que está listo para responder legalmente ante las instancias jurídicas, y anunció que “mi defensa está preparada”.

“Quienes hoy argumentan estos asuntos no pudieron en su momento defender la gobernabilidad ni la gobernanza municipal; fueron cómplices de lo que hoy están viviendo, liderazgos comprados, cooptados, vendidos, y que en su momento hacían negocio con las autoridades”, soltó.

El alcalde reveló que al inicio de su mandato, en septiembre del 2018, dio de baja varias bases que la administración que le antecedió liberó de manera irregular, así como incrementos salariales a líderes sindicales.

“Claro que eso no gusta, no complace, pero quiero decirte que hoy en el Ayuntamiento de Chilpancingo lo que menos gana un trabajador son tres mil pesos, y esa es una bandera que los sindicatos traían y que yo les robé; eso sí, les robé su bandera de la justicia laboral (…) mi meta era que los trabajadores tuvieran un salario digno”, expuso.

Lo que no permitió, aseguró Gaspar Beltrán, es que los líderes negociaran a costa de los trabajadores, cuya inconformidad los en paro laboral desde hace semana y media.

En ese sentido anunció que el 25 de septiembre, a más tardar, terminará de pagar la quincena del 1 de septiembre, y sostuvo que es la primera vez que se retrasa porque ya no hay dinero.

Informó que la situación financiera del Ayuntamiento se la informó hace dos días al senador de Morena, Félix Salgado, quien le sugirió: “dales algo”, a lo que respondió: “si yo lo tuviera, se los daría todo, porque a nadie en su sano juicio le gusta que le estén mentando la madre por algo que no tiene la culpa, pero debo reconocer que la insolvencia económica es la que me llevó a estos extremos, pero el día 25 en que recibiremos la última ministración a la que por derecho tenemos, habremos de pagarle a los trabajadores los que les haga falta, aunque ya se les pagó a más de dos mil”.

El alcalde Gaspar aseguró que hizo su mayor esfuerzo y que le dejará al municipio más de 800 obras, pero que su “pecado fue haber gobernado con el corazón y con sensibilidad”.

“Estoy preparado para enfrentar las acciones de la administración entrante, porque de manera tajante quiero decir que la crisis financiera, el déficit presupuestal que se tiene, es producto de la nómina con que trabajamos, enfatizó.

Abundó: “El Ayuntamiento no debe de tener una nómina de más allá de dos mil trabajadores; es decir, deben de despedirse de manera inmediata a más de mil trabajadores, que fue lo que yo no hice, que fue a lo que yo no me atreví; no me atreví a dejar sin sustento a mil familias, pero esperemos a ver si la administración que viene lo hace”. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO