Por caso Ayelin, no aparecen 2 hombres presuntamente detenidos por la FGE

Chilpancingo, Gro.- Juan Pablo de la Cruz Reyes y Aurelio Guillermo Rodríguez, presuntamente detenidos por elementos de la Policía Ministerial y trasladados de Tixtla a Chilpancingo desde el pasado miércoles, para que declararan en torno al caso del asesinato de la menor Ayeli Iczae, no aparecen.

Este viernes, la mamá de Juan Pablo, Marta Reyes Martínez y su esposa, Dulce Guasco Vázquez, acudieron a la Fiscalía General del Estado (FGE), para preguntar si estaba detenido y el motivo por el cual estaría en esa condición jurídica, porque hasta la fecha no saben nada de su paradero.

Dijeron que son vecinos de la colonia Candelaria de Tixtla, donde habita la familia de la menor Ayelin Iczae que fue hallada asesinada el lunes pasado.

Señalaron que en la FGE les comunicaron que no tenían a nadie detenido con ese nombre y les pidieron una fotografía de Juan Pablo para que la Fiscalía Especial de Búsqueda de Personas Desaparecidas realizara las labores para localizarlo y emitir una alerta para dar con su paradero, pero cuando estaban por entregar la imagen, se enteraron que el fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrilla estaba ofreciendo una conferencia de prensa en torno del crimen de la menor, Ayelin Iczae de Tixtla y se salieron al área donde se encuentra la pluma, donde reporteros las abordaron.

Dulce Guasco Vázquez indicó que son vecinos de la menor asesinada y que además de Juan Pablo, otro vecino apodado «El Cuiria», el que después se conoció que responde al nombre de Aurelio Guillermo Rodríguez, están desaparecidos desde el miércoles cuando fueron detenidos en un operativo de la FGE y que esa instancia niega que cuando menos que su esposo esté detenido.

La mamá de Juan Pablo, Marta Reyes Martínez señaló que el jueves de la semana pasada, el día que desapareció la menor, su hijo se encontraba en su domicilio y que después decidió ir a visitar a sus cuatro hijos y esposa que viven en Atliaca, donde estuvo hasta el miércoles.

Informó que el miércoles cuando regresaba a su domicilio en la colonia Candelaria, se encontró con un operativo de la FGE que estaba revisando su domicilio y donde estaban tomando fotografías, «mi esposo nos informó que pidieron información de qué se trataba este movimiento de camionetas y policías, sólo le respondieron que eran diligencias».

Agregó que después, agentes vestidos con uniformes de la FGE detuvieron a su hijo, lo subieron a un vehículo y les dijeron que tendría que ir a declarar a Chilpancingo, desde ese día no sabemos nada de él y “ahora nos dicen aquí en la FGE no lo tienen detenido».

Reyes Martínez dijo que son vecinos de la familia de la menor, Ayelin Iczae y que acudió a su domicilio para tratar de platicar con la mamá de la menor y preguntarle si tienen algún señalamiento contra su hijo, «no somos malas personas, no tenemos ningún problema con su familia; solo un psicópata podo haber cometido un asesinato así y mi hijo no es ningún psicópata, es un campesino que se dedica al campo», agregó.

La esposa de Juan Pablo afirmó que es «inocente, esperamos que no estén tratando de fabricar culpables y esperemos que se aclare el paradero de mi esposo; sabemos que también detuvieron al padrastro de la menor, pero ya está suelto y está en su casa, también esperamos que mi esposo regrese a su casa con sus hijos». (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO