Por los 43 en Iguala… Otra vez… vandalizan normalistas de Ayotzinapa el Palacio de Justicia

– Un grupo de ciudadanos arremete contra la Estela de Luz en honor a uno de los tres estudiantes asesinados

Iguala, Gro.- Estudiantes de la escuela normal rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa, en esta ciudad de la zona Norte de Guerrero, este miércoles realizaron una marcha para exigir la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos hace 9 años, realizaron un mítines y colocaron ofrendas florales donde murieron tres normalistas la noche del 26 y la mañana del 27 de septiembre de 2014 y luego arremetieron contra las instalaciones del Palacio de Justicia del Tribunal Superior de Justicia del Estado, donde lanzaron petardos, bombas molotov, piedras y estrellaron un tráiler.

Apoyados por estudiantes de la Federación Estudiantil de Campesinos Socialistas de México (FECSM), que aglutina a las 14 normales rurales del país, en alrededor de 30 autobuses los normalistas arribaron a Iguala poco después de las 12:00 del día.

Entre la población de Iguala había mucha zozobra debido a que en redes sociales habían circulado versiones que los estudiantes de Ayotzinapa realizarían destrozos, incluso, que incendiarían el Palacio Municipal, lo que no ocurrió.

A la altura de los terrenos donde se realiza la Feria de la Bandera, los normalistas se bajaron de los autobuses y marcharon hasta la colonia Ciudad Industrial, donde se encuentra la Estela de Luz en honor al normalista Julio César Mondragón Fontes, quien el 27 de septiembre de 2014 fue encontrado asesinado y desollado.

Ahí colocaron ofrendas florales y realizaron un mitin donde uno de los oradores dijo que no aceptarán otra “verdad histórica” para proteger al Ejército de su responsabilidad en los hechos de hace 9 años y que «el presidente (Andrés Manuel López Obrador) defiende a los que perpetraron este crimen y a un normalista lo trata como si fuera un delincuente».

Luego en el Periférico Norte realizaron un homenaje a los normalistas Julio César Nava Ramírez y Daniel Solís Gallardo, quienes fueron asesinados en ese lugar la noche del 26 de septiembre del 2014.

Posteriormente los estudiantes se dirigieron a donde dejaron los autobuses, los abordaron y se dirigieron en caravana a las instalaciones del Palacio de Justicia, ubicado en la carretera federal México-Acapulco, en la salida de Iguala hacia Chilpancingo, donde encontraron una zanja que según se informó en el lugar la mandó a hacer el presidente del Poder Judicial, Raymundo Casarrubias Vázquez para evitar que los estudiantes pudieran estrellar vehículos contra el inmueble e incendiarlos.

Sin embargo, esos obstáculos los normalistas los brincaron y comenzaron a realizar pintas y a arrojar petardos al inmueble, además de bombas molotov y piedras con las que destrozaron los cristales.

Luego rodearon el edificio e ingresaron luego de abrir un portón posterior, donde realizaron destrozos en el interior de las oficinas, sacaron sillones, escritorios, ventiladores, documentos y todo lo que a su paso encontraron, los apilaron y les prendieron fuego.

Además, desmontaron una cámara de vigilancia que se encontraba en el área de del Tribunal Laboral de Iguala.

Durante el ataque, los normalistas estrellaron un tráiler contra uno de los accesos de las oficinas judiciales y le lanzaron petardos.

Desde afuera se podían observar algunas llamas y humo provocadas por las bombas molotov y petardos que lanzaron los jóvenes.

Según los reportes de las autoridades, el día del ataque en el frente de ese inmueble había instaladas al menos seis cámaras de videovigilancia que pudieron haber grabado el momento en el que los estudiantes sufrieron un ataque y desaparecieron algunos estudiantes, sin embargo, las grabaciones no fueron entregadas por el Tribunal Superior de Justicia del Estado.

En uno de los informes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) se indica que las autoridades del Poder Judicial de aquel entonces ocultó los videos donde se ve cómo policías municipales de Huitzuco, Tepecuacuilco y policías federales bajan de un autobús a un grupo de 20 normalistas de Ayotzinapa que están desaparecidos.

La presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado de ese entonces era la magistrada Lambertina Galeana Marín, quien actualmente tiene una pensión vitalicia en retiro.

Después de las 4:25 de la tarde de este miércoles y tras atacar al edificio del Palacio de Justicia, los normalistas se subieron a los autobuses y se trasladaron a la normal de Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla.

Al Palacio de Justicia arribó personal de Protección Civil para apagar el fuego.

Por el ataque a este inmueble no se reportaron personas lesionadas.

Minutos después de que los normalistas salieron de Iguala, a la Estela de Luz en honor al normalista Julio César Mondragón Fontes, llegaron algunos sujetos cubiertos del rostro que dijeron ser ciudadanos de Iguala cansados del vandalismo que los estudiantes de Ayotzinapa han causado y arremetieron con piedras contra el obelisco, destrozando la fotografía del joven, la placa y la cruz, además de que posteriormente le colocaron unos leños y los incendiaron. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO