Relatan brutales asesinatos, violencia y abusos sexuales contra mujeres y niñas indígenas

-Los protocolos de actuación y de atención a las víctimas de la violencia feminicida en México, no funcionan, se quejaron

Chilpancingo, Gro.- Este miércoles durante el foro virtual «Nuestros cuerpos son sagrados. Alto a la violencia feminicida», realizado por el Centro de Derechos Humanos de la Montaña «Tlachinollan», en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, fueron expuestos casos de asesinatos, violencia intrafamiliar, agresiones y abusos sexuales de féminas y niñas indígenas.

Los casos expuestos demuestran que los protocolos de actuación y de atención a las víctimas de la violencia feminicida en México, no funcionan, se quejaron en el foro.

Como los de Florencia Sánchez Joaquín y de Isabel Roque Cortés, asesinadas el 24 agosto del 2014 y el 7 de marzo del 2017.

Las madres de estas mujeres indígenas de la región de la Montaña, Catalina e Isadora, relataron la brutalidad de cómo fueron asesinadas por sus parejas y otros cómplices sin que hasta la fecha les hayan hecho justicia.

A la primera la molieron a golpes con un martillo hasta que murió y a la segunda la asesinaron a machetazos.

A Florencia la asesinaron a golpes con un martillo
Doña Catalina, mamá de Florencia Sánchez Joaquín, relató que el 24 agosto del 2014 fue asesinada de manera brutal en la comunidad de Loma Tuza, municipio de Acatepec, cuando al menos 3 personas la atacaron a golpes en el interior de su vivienda.

Dijo que el dictamen forense estableció que Florencia, de 24 años de edad al momento de su asesinato, perdió la vida a consecuencia de los golpes que le propinaron con un martillo, dejando en la orfandad a dos niñas de ahora 11 y 9 años respectivamente.

Catalina explicó que su hija se separó de su pareja y acudió a las autoridades de Acatepec, para pedirle que intervinieran y su ex pareja le diera recursos para la alimentación de sus hijas, «se enojó mucho cuando mi hija le pidió que se hiciera cargo de sus hijas y le dijo que se atuviera a las consecuencias».

Narró que en agosto del 2014 su hija estaba sola en su casa y sus asesinos (entre ellos su ex pareja), irrumpió en la vivienda y la asesinaron «dejó a dos niñas huérfanas estoy exigiendo justicia y que las personas que cometieron este hecho se vayan a la cárcel», agregó.

«Tlachinollan» informó que el asesinato de Florencia Sánchez Joaquín, es el primer caso que se tipifica como feminicidio en el sistema tradicional de impartición de justicia y están a la espera que se dicte la sentencia a los perpetradores.

A Isabel la asesinaron a machetazos
Otro de los casos que se expusieron en el foro fue el de Isabel Roque Cortés, quien fue asesinada a machetazos en la comunidad de La Taberna, municipio de Malinaltepec el 7 de marzo del 2017, cuando tenía 39 años de edad y era madre de 9 hijos, 5 de ellos menores de edad.

Su mamá, doña Isidora explicó en su testimonio que su hija estaba lavando ropa y que su esposo, de oficio carpintero, le pidió que le alcanzara unos clavos para utilizarlos en su labor, pero le contestó que estaba lavando y que enseguida que se desocupara lo haría.

Indicó que su pareja se molestó se abalanzó a golpes contra Isabel, quien trató de defenderse y huyó hacia la calle, donde su pareja la alcanzó ya armado con un machete, con el que le asestó varios golpes hasta asesinarla.

«Mi hija fue tratada como un animal, no robó, no hizo nada y solo fue asesinada por este hombre», señaló.

Dijo que con la muerte de su hija, se tuvo que hacer cargo de sus nietos, «4 de mis niños siguen estudiando y me hago cargo de ellos, todos los días lucho con ellos, mi hijo (su nieto el mayor) es el único que me apoya para sobrevivir en la pobrezas y en esta miseria».

Indicó que a tres años del asesinato de su hija, «aún me duele en el alma, quiero que este señor que cometió este crimen pague y que se quede en la cárcel; ahora quiere a mis nietos, pero no los voy a dejar que se vayan con quien asesinó a su mamá, exijo que pague por lo que hizo, pido justicia para mi hija».

En este asesinato, «Tlachinollan» informó que es el primer caso tipificado como feminicidio y que se juzga por el sistema de justicia oral.

«Tardó el proceso y hubo dilación. Hace un año cuando fue detenido su agresor y está en prisión a la espera de la audiencia intermedia y por la pandemia se han suspendido estos plazos, nosotros justicia en este hecho salvaje y denigrante», indicó la abogada de ese Centro, Neil Arias Vitinio.

Testimonios de abusos sexuales y de violencia contra mujeres, jóvenes y niñas
En este foro se transmitieron en vivo y protegiendo la identidad de las víctimas, los testimonios de mujeres que han sufrido de abuso sexual, de violencia intrafamiliar y agresiones físicas en extremo.

El primer testimonio fue de una menor de 12 años de edad, quien explicó que su papá tocó indebidamente su cuerpo, «tuve que sufrir estos abusos sexuales durante algún tiempo y exijo justicia, no hacía la denuncia porque me amenazan a y me decía si lo acusaba con mi mamá que me iba a matar y a mi mamá», señaló.

Otra menor de 9 años explicó que después de que su familia se enteró, su agresor sexual y papá huyó de su casa no sin antes advertir que se iba a vengar, «tengo temor que eso suceda, por eso pido a las autoridades justicia».

Una menor de 14 años de edad, originaria de una localidad indígena, denunció que un vecino aprovechó que su mamá no estaba para abusar sexualmente de ella y que ahora que han interpuesto una denuncia en la Agencia del Ministerio Público para Delitos Sexuales, han contra demandado y ahora los acusan de haberlo privado de su libertad de manera indebida.
También se presentaron los testimonios de la mamá de dos niñas que han sufrido de abuso sexual por parte de su padre, «me enteré en marzo y acudí a la Agencia de Delitos Sexuales y ahí la agente me decía que yo era la culpable porque había pasado tiempo del abuso y no lo había denunciado, pero no me detuve y seguí adelante, esta persona no puede andar suelta, me pude haber ido lejos con mis hijas y sigo de pie pasando muchas cosas fuertes y exigiendo justicia».

También se presentó el testimonio de Xóchitl, una muchacha de 22 años víctima de maltrato familiar de su pareja y el caso grave que le aventó agua hirviendo en su cuerpo para lastimarla en un arranque de celos en esa región de la Montaña.

Informó que inició una relación de pareja con un vecino, «al poco tiempo me empezó a maltratar, me decía que no viera a mi familia, que me olvidara de ellos, me dijo que si no era para él no sería para nadie, me pegaba y en una ocasión de esas agresiones tuve un aborto, por lo que me tuve que separar de él».

Explicó que en definitiva lo dejó y lo denunció ante el Ministerio Público, luego que en una ocasión llegó a reclamarle en la casa donde vivía por unas publicaciones de Facebook, «estaba lavando trastes y le dije que no tenía nada que reclamarme, pues no éramos pareja ya y fue cuando se molestó, fue por agua hirviendo que estaba en la estufa y la aventó a mi cuerpo y lo denuncié, ahora él anda en su vida normal y no quiero dinero, quiero justicia, su intención era arruinarme la vida y mi aspecto y por poco lo logra».

En todos estos casos que expusieron en este foro, la constante es la falta de justicia, la impunidad y la desatención de las autoridades encargadas de la procuración y administración de la justicia en la región de la Montaña, por lo que reclamaron protocolos más apegados a la dura realidad de violencia contra las mujeres que se vive en la región.

Agregaron que no se trata de festejar fechas cada año para detener la violencia hacia la mujer, sino que se requieren acciones afirmativas de las autoridades y de la sociedad, para evitar que se siga derramando sangre y haya violencia hacia las mujeres. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO