Tensa situación en Quechultenango… Pobladores retuvieron a 50 elementos del Ejército y de la Policía Ministerial

-Negociaban que dejaran en libertad a un médico detenido el martes

-Exigían la presencia del secretario de Seguridad Pública estatal

Quechultenango, Gro.- Hasta aproximadamente las 21:00 horas de este miércoles, más de 50 efectivos del Ejército y de la Policía Ministerial y sus unidades vehiculares seguían retenidos en la cabecera municipal del municipio de Quechultenango.

Alrededor de las cuatro de la tarde los pobladores se  concentraron en la cancha municipal ay de ahí se movilizaron hacia el arco de la entrada de Quechultenango, porque efectivos del Ejército, el martes se llevaron detenido a un doctor de nombre Jesús Flores Gatica.

Eso generó su molestia y procedieron a retener a efectivos del Ejército y de la Policía Ministerial que se encontraban en un recorrido en Colotipla, trasladándolos a la cabecera municipal de Quechultenango y por la noche llegaron más militares en 30 camionetas.

También arribaron funcionarios de la Secretaría General de Gobierno a negociar la liberación de los efectivos del Ejército y de la Policía Ministerial.

El clima en Quechultenango se mantenía tenso esta noche de miércoles. Afuera del Palacio Municipal, el subsecretario de Asuntos Políticos estatal, Oscar Chávez, y el director de Gobernación de Guerrero, Francisco Rodríguez, también intentaba convencerlos, pero les dijeron que se presentara el secretario de Seguridad Pública del estado, Evelio Méndez Gómez, que sólo con él negociarían.

Los enardecidos poblados exigían la inmediata liberación del doctor Jesús Flores Gatica, vecino de Quechultenango. “Lo queremos de regreso, lo queremos de regreso”. “No queremos gobierno, no queremos gobierno”, gritaban.

Denunciaron también que efectivos del Ejército cometen abusos en esa zona y dijeron que en esas condiciones preferían que ya no acudieran y que se cuidarían solos.

“El pueblo está unido”, “ustedes dice que aquí somos Ardillos, pues todo aquí, el pueblo, somos Ardillos”, exclamó una mujer, y otras la secundaron gritándoles: “rateros, rateros”.

“Fuera el gobierno”, “fuera el gobierno”, “no queremos gobierno aquí”, “gobierno corrupto”, “el pueblo se cuida solo”, entre otras consignas, volvieron a gritar a los miliares mientras caminaban a su lado por una de las calles cercanas al Palacio Municipal, que ellos estaban en paz y que mejor se fueran a Acapulco, Iguala, Chilpancingo u otros municipios que sofren de inseguridad.

Los pobladores ofrecieron liberar a los efectivos del Ejército y elementos de la Policía Ministerial retenidos, pero a cambio de que les entregaran al doctor Jesús.

A las 9:30 de la noche de este miércoles, elaboraban una minuta de acuerdos y se encontraban aún en espera de la llegada del secretario de Seguridad Pública estatal, Evelio Méndez.

Con base a información del caso, los elementos del Ejército y de la Policía Ministerial, ingresaron a esta zona del Circuito Río Azul para hacer recorridos, revisiones y cateos de viviendas desde el pasado sábado. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO