Toman militantes y ex aspirantes de Morena las instalaciones del CEE

-Denuncian imposición de candidatos

-Exigen la renuncia de Marcial Rodríguez y Mario Delgado

Chilpancingo, Gro.- Se agudizan los conflictos internos en Morena. Este lunes, militantes y ex aspirantes de este partido a las alcaldías de Chilpancingo, Quechultenango y Tixtla, cerraron con cadena y candado el acceso a las oficinas del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) para denunciar imposiciones en la asignación de candidaturas en las planillas de esos municipios y por los distritos electorales locales y federales, donde exigieron la destitución de sus dirigentes nacional, Mario Delgado Carrillo y el estatal, Marcial Rodríguez Saldaña.

Este lunes desde el mediodía llegaron militantes y simpatizantes con aspirantes a candidaturas a las alcaldías de los municipios en mención a la sede de Morena, que se ubica en la avenida Insurgentes, frente al mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, donde iniciaron una protesta.

Los primeros en llegar fueron Antonio Pérez, quien aspiraba a la candidatura a la alcaldía de Chilpancingo y sus simpatizantes, y posteriormente lo hicieron de los municipios de Quechultenango y Tixtla, quienes se sumaron a la manifestación.

Los inconformes colocaron una cadena con candado en las puertas de cristal que dan acceso a las oficinas del CEE de Morena y eso provocó un altercado con los trabajadores quienes pedían salir y a los que les informaron que podrían abandonar ese inmueble, siempre y cuando no se llevaran ninguna documentación.

Pero ocurrió que algunos trabajadores llevaban documentos, lo que provocó una serie de empujones e insultos entre ambas partes, que no pasó a mayores.

Los manifestantes advirtieron que no se van a retirar hasta ser atendidos por el dirigente estatal, Marcial Rodríguez Saldaña.

Ahí Antonio Pérez denunció que hubo una imposición de la diputada local con licencia, Norma Otilia Hernández para ser la candidata a la presidencia de este municipio y que no se respetaron los lineamientos de la convocatoria para el proceso de selección de candidatos.
A sus simpatizantes, les dijo que se trataba de un «acto de rebeldía, es la expresión del hartazgo y de la molestia contra la imposición que ha hecho el partido en la candidatura a Chilpancingo. Los dirigentes del partido a nivel nacional y estatal han atropellado la decisión y voluntad del pueblo de este municipio».

Adelantó que interpondrá una queja en la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia para que investiguen las supuestas irregularidades y que presentará un recurso de impugnación ante tribunales en materia electoral hasta «bajar» a la diputada local con licencia y a su planilla registrada el sábado pasado ante el órgano electoral local, mismos a quienes les pidió que “renunciaran” a la nominación.

Los manifestantes también exigieron la renuncia de Mario Delgado, a la dirigencia nacional y de Marcial Rodríguez, a la estatal, además de que denunciaron que Salomón Jara Cruz, delegado nacional en Guerrero, sólo vino a la entidad a “hacer un desmadre” en el proceso interno de selección y a “vender” candidaturas. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO