Dubitativo, Jorge Salgado dice que hace un alto en la política

– No logró ser candidato a alcalde por la alianza PRI-PRD

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El excandidato del PRI a la Alcaldía de Chilpancingo, Jorge Salgado Parra, pidió este jueves que no lo culpen “de poner en riesgo el proyecto mayor” en los comicios del próximo seis de junio, sin aclarar si continuará en su partido o competirá por otra oferta político-electoral, aunque sí anunció una “tregua” en su actividad política. 

“No quiero que me culpen de poner en riesgo el proyecto mayor”, enfatizó en un posicionamiento que leyó en un conocido salón de fiestas de esta capital, acompañado por su esposa, padres y decenas de integrantes de su estructura política.

A sus seguidores les dijo: “no he negociado nada, no tengo nada, pero soy un hombre de palabra y me voy con quienes ustedes decidan”.

Jorge Salgado reprochó: “nunca me enseñaron un acuerdo donde el PRI y el PRD hicieran un acuerdo por Chilpancingo y siempre me lo negaron. No supe de un acuerdo político en donde en la alianza PRI y PRD se cediera a Chilpancingo para otra expresión política diferente de la mía”.

Jamás pensó, agregó, que en el manejo de la alianza por la Alcaldía “pudiera prevalecer las malas prácticas, los arrebatos y los acuerdos sorpresivamente ventajosos y arbitrarios”, pues no se meditaron ni se razonaron los “más adecuados perfiles para una competencia (electoral) que se anuncia sumamente compleja”.

Recordó que la dirigencia estatal del PRI lo designó a él como su candidato a la Alcaldía en alianza con el PRD y que por esa razón ha meditado sobre la posibilidad de presentar un recurso de impugnación ante el Tribunal Electoral del Estado “para saber y entender”, pero también para que la población “vea que yo no he hecho ningún arreglo de nada”.

Lanzó: “Qué lata seria meterme en un juicio electoral y poder tumbar una candidatura y que me la regresaran a mí, creo que todos quisieran eso, pero lo hemos meditado, reflexionado cuidadosa y responsablemente para no lastimar los intereses superiores que son por Guerrero y por Chilpancingo”.

Al respecto anunció que tomará “una tregua de la actividad política” para esperar mejores tiempos y “dar paso para que las ambiciones desmedidas tomen su curso y la gente se dé cuenta de lo que paspó, como pasó y qué pasó y donde está el perfil ganador”.

“No quiero que me culpen de poner en riesgo el proyecto mayor. Yo no he acordado absolutamente nada con nadie, soy un hombre responsable”, recalcó.

Enseguida parafraseó al exgobernador José Francisco Ruiz Massieu: “decía que el político debe tener instinto de lo posible y manejar con destreza el difícil arte del equilibrio, entre lo que nuestra ideología revolucionara demanda y lo que nos limita con la realidad”.

Comentó que la política es pasión y paciencia, pero también reflexión y serenidad. Tras eso agradeció el respaldo permanente de sus seguidores, especialmente de su estructura político-electoral.

“La ratificación reiterada y permanente con Chilpancingo, aquí hay entereza y compromiso con mi equipo de trabajo. Se habrán de llevar acciones en el presente que nos impulse con mayor rigor para un mejor futuro y un mejor Chilpancingo”, indicó. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO