Ponerse el cubreboca, “una obligación moral”, sugiere Armando Soto Díaz

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Autoridades estatales y empresarios de Chilpancingo coincidieron este martes en que el uso del cubreboca “es una obligación moral, social y ciudadana” ante el COVID-19.

“Decirles a los ciudadanos que necesitamos de su ayuda para detener la pandemia”, exclamó el subsecretario de Administración del gobierno estatal, Armando Soto Díaz, al poner en marcha la campaña “Póntelo, Pónselo”.

Informó que a través de las brigadas de sanitización y concientización distribuirían medio millón de cubrebocas en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo, en una primera fase, como parte de la promoción de este insumo preventivo.

Durante el evento efectuado este martes sobre el encauzamiento “René Juárez Cisneros”, en las inmediaciones de la sede del Poder Ejecutivo, Soto agregó que se informará a la población sobre el uso correcto y desecho de los cubrebocas.

A través de panfletos se informará cómo desecharlos, qué tratamiento se le debe dar y cómo utilizarlos: “el desecho también se va a convertir en un problema, por eso hay recomendaciones para su uso correcto”.

En la parte frontal del cubreboca tenía rotulada la palabra “Póntelo”. Se trata de una campaña de promoción, dijo Armando Soto, para que los guerrerenses hagan conciencia sobre la importancia de portarlo, pues está demostrado que reduce el riesgo de contagio de COVID-19.

Comentó que por instrucciones del gobernador Héctor Astudillo Flores, las brigadas de sanitización y concientización promocionarán este accesorio de promoción en las cinco ciudades más importantes del estado, pero también en los puntos donde se registre mayor incidencia de contagios, como los mercados, paradas del servicio de transporte público, centrales de autobuses, centros comerciales, entre otros.

Al evento acudieron representantes de agrupaciones empresariales, entre ellos Joel Moreno Temelo, de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex); Adrián Alarcón Ríos, de Grupo Chilpo; Omar Elías Azar, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), entre otros.

“El sector económico aquí representado sufre los embates de la pandemia. Ellos son recíprocos con el gobierno al decir, ayudemos todos para que no estemos en semáforo rojo’, se dijo.

Han pedido al gobierno que actuemos en conjunto para frenar la pandemia y el gobernador Héctor Astudillo, con todo su gabinete, tiene atención diaria al COVID-19”, expuso. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO