CETEG confronta al recién nombrado subsecretario de Educación Básica

Berenice Reyes/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
En su primer día de trabajo, el subsecretario de Educación Básica de la entidad, Ricardo Castillo Peña, fue confrontado por integrantes del magisterio disidente, quienes le reclamaron que abriera las instalaciones de esa dependencia de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), porque las tenían tomadas desde hace una semana.

Este martes, el funcionario del gobierno morenista, arribó a las oficinas ubicadas en fraccionamiento Los Alarcón para ocupar las instalaciones, sin embargo, integrantes de la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), le reclamaron el retiro de las cartulinas con sellos de ese gremio que habían colocado en la puerta principal en señal del cierre de oficinas.

La fracción disidente de Antonia Morales Vélez, informó que desde hace una semana mantiene tomadas dichas instalaciones al suroeste de esta capital, cerca del CBTIS 134, ante la falta de solución a sus demandas por parte de las anteriores autoridades educativas estatales.

Cuando el funcionario estatal arribó no se encontraba ningún manifestante, por lo que procedió a romper las cartulinas de la puerta e ingresó junto con sus colaboradores al inmueble, pero minutos después llegó un grupo de cetegistas.

Encabezados por el dirigente Miguel Ramírez Marino, los cetegistas se molestaron por el ingreso de los funcionarios a las oficinas, señalando que están en espera de que se abra el diálogo debido a que las ex autoridades no atendieron sus demandas.

Refirieron que la anterior administración adjudicó plazas de base a funcionarios y también a hijos de funcionarios, pasando por encima de los derechos de los trabajadores de la educación, a pesar de que en algunos casos cuentan con antigüedad ocupando contratos y fungiendo como interinos.

Los cetegistas exigieron que se realice una auditoría para que se transparente la entrega de plazas, y se revisen las que fueron entregadas en los últimos meses de la anterior administración.

Castillo Peña, por su parte, desconoció el pliego petitorio de la CETEG y los invitó a resolver los conflictos mediante el diálogo, sin embargo, advirtió que no cederá a presiones de los grupos.

Finalmente fue instalada una mesa de diálogo donde se analizarán cada una de las demandas del magisterio disidente que tiene tomadas esas oficinas y posteriormente los profesores determinarán si las liberan y continúan con el cierre de las instalaciones. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO