Continúa el paro de policías en Zumpango; la alcaldesa les suspende el pago de salarios

– Muestran a la prensa las deplorables condiciones de sus equipos

Chilpancingo, Gro.- Como medida de presión para que firmen una minuta de acuerdos «desventajosa», la alcaldesa perredista de Eduardo Neri (Zumpango), Natividad López García, ordenó retener el pago de sus salarios a los policías preventivos de ese municipio, quienes cumplirán este miércoles dos semanas en paro de labores en demanda de un incremento en sus percepciones y equipo.

Este martes los policías de Zumpango ofrecieron una conferencia para dar a conocer que las autoridades de ese municipio decidieron romper el diálogo que sostenían para abordar los 10 puntos del pliego petitorio que presentaron los mismos uniformados a la alcaldesa.

La alcaldesa advirtió a los policías que de continuar el paro laboral que significa dejar sin vigilancia a 24 comunidades rurales, tres Delegaciones municipales y a la cabecera municipal, se harán acreedores a sanciones administrativas más estrictas.

Informaron que el lunes sostuvieron una reunión con el síndico José Luis Sánchez Goytia, quien pretendía obligarlos a firmar una minuta en la que aceptan sólo un 3 por ciento de aumento salarial, en lugar del 12 por ciento que ellos exigen porque se ha encarecido la canasta básica alimenticia.

En esa minuta el Ayuntamiento se “compromete” a la contratación de un seguro de vida para los 70 elementos que forman el cuerpo de la seguridad pública municipal, pero con una cantidad “mínima”.

Dijeron que la alcaldesa López García se niega a incorporarlos al IMSSS “porque no hay condiciones para firmar un acuerdo con ninguna institución pública de salud”.

Pero resulta que, señalan los policías, funcionarios del IMSSS les han contestado por escrito que sí es posible que sean incorporados a sus servicios mediante un convenio entre el Ayuntamiento y esa institución de asistencia médica.

Por todo esto los uniformados se negaron a firmar esa “minuta desventajosa” y que para presionarlos les han retenido el pago de sus salarios.

En la conferencia en sus instalaciones en el cerro del Tepetlayo en Zumpango, mostraron las pésimas condiciones en las que se encuentra el equipo con el que prestan el servicio de seguridad; por ejemplo, las placas de sus chalecos antibalas han caducado y tienen que improvisar mandando a elaborar por su cuenta las placas de acero que colocan en ese accesorio que eventualmente los puede proteger de un ataque a balazos.

Los radios que tienen están descompuestos en su mayoría y los que sirven los han reparado por sus propios medios; las botas que les entregaron y los uniformes en su mayoría se han roto, además de que carecen de patrullas, armamento y esposas para la detención de quienes infrinjan la ley.

Hicieron un llamado al gobernador Héctor Astudillo Flores y al gobierno federal para que intervengan porque las autoridades de ese municipio, «los acusan de que por culpa del gobierno estatal y federal no hay recursos para solventar nuestras demandas».

Agregaron que van a mantener su paro de labores y que están en la disposición de levantar su protesta, «pero queremos que haya voluntad de la alcaldesa Natividad López González, porque desde hace más de dos años nos viene diciendo lo mismo y no resuelve nada». (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO