Detectan en Guerrero dos casos de “hongo negro” o mucormicosis

– Uno en Chilpancingo y el otro en Ometepec

– La enfermedad puede ser mortal: De la Peña Pintos

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, confirmó dos casos positivos de “hongo negro”, o mucormicosis, pero precisó que no están vinculados a la pandemia del COVID-19.

Precisó que los pacientes fueron ubicados en Chilpancingo, región Centro, y Ometepec, Costa Chica. “Estos dos casos están siendo tratados”, señaló este jueves en conferencia de prensa en la residencia oficial Casa Guerrero.

De acuerdo con el funcionario, el “hongo negro” o mucormicosis está presente en el medio ambiente, alimentos o basura en descomposición. “Podemos aspirarlo, pero no se contagia de persona a personas”.

Afecta más a las personas inmunocomprometidas o inmunológicamente disminuidos, sobre todo a diabéticos y quienes padecen VIH-Sida. El “hongo negro”, explicó, se aloja en cavidad bucal, nariz y senos paranasales.

Recomendó la atención oportuna a los primeros síntomas, como inflamación en la cara, fiebre, dolor de cabeza, congestión nasal, lesiones de color negro en el puente de la nariz o en la región superior de la boca, pues en una enfermedad que puede causar la muerte.

Eliminar criaderos de mosco
De la Peña también convocó a los guerrerenses a que limpien y eliminen cacharros y recipientes de agua limpia para evitar los criaderos de mosco aedes aegypti, causante de al menos 100 casos de dengue en lo que va del año.

“La gente solicita que se fumigue, pero hay que ir a la raíz del problema y cuál es: eliminar criaderos. Por eso las campañas de limpiar, lavar, voltear y descacharrizar para que no se acumule agua y el mosco hembra no deposite allí sus huevecillos”.

Comentó que el personal de Vectores realiza su trabajo, entre la búsqueda intencionada de casos y abatizaciones, pero insistió en que la eliminación de criaderos será la actividad más importante para evitar este padecimiento.

En cuanto a Chikungunya reportó un solo caso en el municipio de Acapulco, el cual ya fue atendido. Recordó que al inicio de la administración del gobernador Héctor Astudillo Flores, en 2015, se realizó un trabajo intenso para erradicar esa enfermedad.

No hay objeción de conciencia
El funcionario estatal rechazó que en los hospitales públicos se niegue la práctica abortiva a mujeres víctimas de violación sexual por “objeción de conciencia”, pues señaló que se rigen por la Norma Oficial 046 y al Código Penal del Estado.

“No podemos estar en contra de ninguna persona que tenga objeción de conciencia. Atendemos a todas las niñas que son violadas”, dijo. La objeción de conciencia es la negativa a acatar órdenes, leyes o a realizar actos o servicios invocando motivos éticos o religiosos.

Y cuestionado sobre la dotación de medicamentos oncológicos, especialmente al Instituto de Cancerología de Acapulco, comentó que si están llegando y que cuando se requieren mezclas de fármacos se envían a laboratorios de la Ciudad de México, a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“El gobernador (Héctor Astudillo) ha sido puntual y se les compra medicamentos a los niños o se les hace llegar el reembolso cuando (los familiares) los compran”, explicó. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO