Los números de COVID-19, aun cuando se han estabilizado, “no son esperanzadores”: HAF

– Guerrero, en el umbral de los dos mil muertos por esa enfermedad

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió este lunes que la incidencia de decesos y de contagios de COVID-19 se “estancó” en Guerrero, lo cual “no es muy halagador”, porque “ni disminuimos ni aumentamos considerablemente”, por lo que tampoco es “es esperanzador” que la entidad pase al color amarillo del Semáforo Epidemiológico Nacional (SEN) en la evaluación que darán a conocer autoridades de la Secretaría de Salud del gobierno federal este próximo viernes.

Informó que la Universidad de Washington, Estados Unidos, observó que el estado de Guerrero mantiene “una estabilidad en números”, en otras palabras, agregó, “estamos como estancados, ni disminuimos ni aumentamos considerablemente”.

Durante su intervención en la ceremonia de izamiento de la Bandera Nacional en la explanada Vicente Guerrero del Palacio de Gobierno, advirtió que “nuestros problemas pueden ser mayores en los próximos meses” si las medidas contra la pandemia no se refuerzan.

“Se habla de una serie de circunstancias difíciles, adversas, que se pueden presentar en el futuro próximo”, señaló, y al respecto reiteró su llamado a los guerrerenses para que “hagan más de lo que han venido haciendo”.

“Especialmente a todas aquellas personas que siguen mirando con desinterés, que siguen viendo el tema de la pandemia como algo que no pasa nada, vale la pena seguir insistiendo en el cuidado que debemos de tener en proteger la salud de nuestra familia, amistades y lugares a donde vamos”, añadió.

Informó que el próximo viernes autoridades de la Secretaría de Salud federal darán a conocer la nueva evaluación del SEN, sin embargo, adelantó: “con los números que tenemos, no es esperanzador que podamos cambiar de naranja a amarillo”.

En entrevista, Astudillo también advirtió: “el análisis que tenemos es que ya no vemos viable que esto pueda normalizarse de aquí a diciembre” y llamó a los guerrerenses a “tener muy claro lo delicado” del problema de la pandemia, “es importante que se haga conciencia, porque de lo contrario, todo lo que se ha logrado se está deteniendo porque los números no son estimulantes”.

Insistió: “nuestros números no son muy halagadores (…) porque el contagio sigue, el número de fallecimientos está estabilizado, es decir, no sube ni baja, tiene una línea” y recordó que en agosto disminuyó considerablemente la incidencia de decesos, pero que en septiembre volvió a repuntar, “es un dato muy importante y delicado”.

Refirió también que su gobierno se ha negado a utilizar la fuerza pública para garantizar que la población acate los protocolos sanitarios, fundamentalmente en las áreas turísticas que se visitan cada fin de semana: “hay muchas personas que han ayudado, pero hay otras más que no le han puesto el interés correspondiente”.

Dijo que la vacuna contra el COVID-19 llegará al país en el primer trimestre del próximo año, pero que su aplicación será gradual. En ese sentido comentó que las autoridades y los guerrerenses deben prepararse porque la próxima elección estará enmarcada en el contexto de la pandemia, por lo que insistió en el uso del cubreboca, lavado constante de manos y evitar asistir a sitios cerrados y concurridos.

Cabe mencionar que el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, confirmó que hasta este mediodía había un registro de  mil 975 decesos y 19 mil 700 contagios de COVID-19, de los cuales 169 se registraron en las últimas 24 horas.

También reportó 829 casos activos, de los cuales 383 se reportaban en Acapulco, 157 en Chilpancingo, 56 en Tixtla y en Zihuatanejo 50, entre otros. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO