Agradece Astudillo a Dios que no ocurrió una desgracia mayor

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores agradeció a Dios por no haberse registrado una “desgracia” en Guerrero, debido al sismo de magnitud 7.1que ocurrió el martes a las 20:47 horas, y que dejó una persona fallecida en Coyuca de Benítez y daños en edificios públicos y hospitales, así como derrumbes en tramos carreteros y caída de bardas, como ocurrió en la residencia oficial Casa Guerrero.

“Gracias a Dios no estamos viviendo una desgracia que pudimos haber vivido derivado de la magnitud del sismo”, dijo en la transmisión desde su cuenta de Facebook, y refirió que tuvo mayor intensidad en Acapulco y Chilpancingo.

Dijo que el sismo fue fuerte y llamó a no subestimarlo, y añadió que “hay que valorar que la circunstancia estuvo muy delicada, solamente podría yo agregar que gracias a Dios estamos, creo que caminando todos, estamos bien”.

Lamentó el deceso de una persona que se desplazaba a bordo de una motocicleta, sin caso, en Luces del Mar, quien sufrió una caída a consecuencia del sismo, y señaló que hasta el mediodía no tenían registro de más fallecidos o heridos.

Rechazó posibles riesgos de tsunamis. “El mar no ha sufrido ninguna alteración en sus niveles. ¿Por qué lo digo? Porque hay comentarios de que podría haber alguna circunstancia en el mar, y no, no la hay. El mar está dentro de la normalidad”.

Confirmó la suspensión de arribos y despegue de vuelos comerciales del Aeropuerto de Acapulco durante todo este miércoles por trabajos de limpieza que se realizaron en la estación aérea. Solo se autorizaron vuelos privados.

Los daños
Astudillo informó que desde el primer momento del sismo, él y sus colaboradores de Seguridad y Protección Civil se enfocaron a revisar las afectaciones, en coordinación con mandos y personal de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México, con quienes encabezó una reunión a las 05:00 horas de este miércoles.

Agregó que a las 07:00 horas le presentó el último informe de daños al presidente Andrés Manuel López Obrador. Hasta este mediodía, precisó, sumaban 210 réplicas, por lo que recomendó precaución a toda la población.

Reportó una falla cerca del puente del Río Papagayo, sobre la Autopista del Sol, lo que suspendió la circulación, y sobre la misma vía cayeron muchas de piedras y rocas.

Informó que la mañana de este miércoles se restableció la circulación en la carretera federal México-Acapulco, a la altura del punto conocido como Agua de Obispo o Rincón de la Villa, municipio de Chilpancingo, tras permanecer bloqueada toda la noche.

También se registraron derrumbes sobre la carretera Chilpancingo-Iguala, a la altura de Mezcala. “Hay paso, pero sigue haciéndose la limpieza”, dijo, y precisó que el Maxitunel y el Macrotunel, de Acapulco, funcionaban con normalidad.

Añadió que todos los derrumbes están siendo atendidos con apoyo de maquinaria pesada y personal de la Comisión de Infraestructura Carretera y Aeroportuaria del Estado de Guerrero (CICAEG), en coordinación con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y Marina Armada de México.

En la avenida Escénica, en Acapulco, se registraron 4 derrumbes en lugares distintos, particularmente en La China, donde detectaron una grieta, y trabajaban para normalizar la circulación este mismo día.

Hasta el mediodía, agregó, seguían recibiendo reportes de bardas y muros caídos, así como daños en edificios, especialmente en Acapulco. Refirió que en la residencia oficial Casa Guerrero se cayeron dos bardas, mientras que en la sede del Poder Ejecutivo se quebraron varias puertas y ventanas de cristal, además del desprendimiento de plafones.

Confirmó que decenas de personas de la Unidad Habitacional Infonavit de Chilpancingo, así como de Acapulco, salieron de sus departamentos y pernoctaron en unidades deportivas por los daños ocasionados en los edificios.

Astudillo señaló que hasta este miércoles se seguía revisando la infraestructura de los hospitales, tras la crisis registrada la noche del martes minutos después del sismo, pero aseguró que “estamos ya acercándonos a la normalidad”.

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad, añadió, hasta este mediodía se había restablecido el 95 por ciento de la cobertura eléctrica en toda la entidad, especialmente en la ruta del Papagayo a Cruz Grande.

Anunció que este mismo día, a las 14:00 horas, encabezaría otra reunión de seguimiento de los daños con mandos de la Sedena, Marina, Guardia Nacional y Policía del Estado, y comentó que los momentos difíciles obligan al ser humano a reflexionar que “vivimos en una zona que lamentablemente tiene alta posibilidad de sismos” y que el del martes “pudo haber tenido consecuencias mayores; por eso mi abrazo fraterno”.(www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO