Dice el director de la CAPACH: Se procederá penalmente contra varios integrantes del SUSPEG

– Ismael Rosas afirma que lo secuestraron durante una hora

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH), Ismael Rosas Castillo, confirmó que procederá penalmente contra los trabajadores de la Sección 32 del SUSPEG, por haberlo “secuestrado” este viernes durante 1 hora dentro de las oficinas de la paramunicipal, junto con otros 14 colaboradores, en presencia de autoridades de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

La retención, dijo, fue encabezada por Esther Gómez, secretaria de Conflictos del Comité Ejecutivo Estatal del SUSPEG, así como Gaudencio Atrisco Campos, secretario general de la Sección 32 de la misma organización gremial.

En conferencia de prensa dijo que no hubo agresiones físicas en su contra, pero sí insultos, porque los hicieron salir en fila para hacer escarnio, además de que intentaron revisar sus pertenencias y hasta documentación oficial, todo eso en presencia de autoridades de Derechos Humanos, quienes no defendieron a los ciudadanos que estaban retenidos.

Rosas Castillo rechazó que a los trabajadores se les deban 3 quincenas, tras señalar que la segunda de julio está cubierta y que la primera de agosto se está pagando a quienes sí están laborando, así como a los agremiados del SUSPEG.

“Son más de 35 días en que en la mayoría de los trabajadores del SUSPEG no están laborando, pese a eso, estamos dando el servicio y atendiendo el suministro de agua, atención de fugas y mantenimiento de drenaje”, señaló.

Comentó que, ante el director de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero, Arturo Palma Carro, para atender fugas en la red de distribución y desazolve de drenajes y alcantarillado pluvial.

En ese sentido reveló que varios trabajadores de CAPACH tienen salarios por arriba de lo permitido por la Auditoría Superior del Estado (ASE). Añadió que él gana 26 mil pesos al mes, mientras que “el salario promedio de un trabajador del SUSPEG es de 10 mil a 22 mil pesos mensuales, sumando todas las prestaciones”.

También reiteró que, en una minuta firmada recientemente, los líderes sindicales aceptaron que todo incremento y entrega de prestaciones quedó sujeto al ingreso que tenga la CAPACH, el cual es muy bajo en estos momentos.

De 45 mil usuarios registrados, entre 15 y 18 mil pagan puntualmente su servicio. “Es muy alta la morosidad”. En contraste, añadió, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) suspendió el suministro eléctrico para el bombeo de los sistemas de Acahuizotla y Mochitlán, por un adeudo acumulado superior a los 70 millones de pesos.

Se quejó de que la CAPACH tiene la tarifa más alta de todos los organismos operadores de agua del país y que por esa razón se buscó a las autoridades de la CFE para gestionar la disminución tarifaria y para que esta tercera ola del COVID-19 se garantice el suministro de agua a la población, sin embargo, sus peticiones, dijo, han sido rechazadas por esa empresa paraestatal.

Por esa razón, confirmó, presentaron un juicio oral mercantil: “en Acapulco se está presentando un amparo para garantizar este derecho humano”.

Le llama la atención también, dijo, que al organismo operador de agua de Acapulco no se le suspenda el suministro de energía, pese a que tiene un adeudo acumulado por 720 millones de pesos. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO