Molineros exigen a Segalmex que les venda 3 mil toneladas de maíz al mes

– Para satisfacer la demanda de masa y tortillas en Guerrero

Chilpancingo, Gro.- Industriales de la masa y la tortilla llevaron a cabo mítines frente a las bodegas de la empresa paraestatal Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) en Acapulco y Chilpancingo, para demandar que en los próximos 7 meses les vendan 3 mil toneladas de ese grano cada mes para satisfacer la demanda de esos productos de alto consumo popular.

Segalmex tiene 3 bodegas regionales en Guerrero, en Acapulco, Chilpancingo e Iguala. Los llamados “molineros” aseguran que Segalmex tiene guardadas en esos centros de acopio más de 50 mil toneladas de maíz y que en todo caso les venda el grano.

Abdón Abel Hernández, uno de los líderes de “los molineros”, informó que están demandando a Segalmex «que nos vendan el maíz del que compró aquí y que no se lo lleve a otros estados, que tengamos acceso a una reserva y podamos utilizarla para la producción de tortillas y que mantengamos precios accesibles a la economía popular.

Explicó que Segalmex se encarga de la compra del maíz a precio de garantía a los campesinos del país y de Guerrero y que del ciclo agrícola del año pasado han comprado en Guerrero alrededor de 52 mil toneladas de maíz, «y se lo llevarán a otros estados, lo que no queremos. De marzo a septiembre el maíz que utilizamos lo traemos de otros estados porque en Guerrero ya no hay, porque lo acaparó Segalmex”.

Dijo que para tener maíz lo deben comprar en Sinaloa, Guanajuato, Ciudad de México. «Traer una tonelada de Sinaloa pagamos de flete mil 200 pesos. El precio del maíz se va encarecer y estimo que va rebasar los 7 mil pesos por tonelada, va estar caro y no habrá aquí».

Recordó que el año pasado Segalmex les vendió 500 toneladas, «y no nos quiso vender más porque se habían llevado todo el grano a otros estados, vemos que hay maíz suficiente y son más de 52 mil toneladas las que han comprado y nos pueden ayudar para estabilizar el precio».

Les pidió al gobierno federal «que tenga voluntad, si la hay van a ayudar a la población con un precio estable de la tortilla, les pedimos que nos vendan 3 mil toneladas mensuales, tienen 52 mil toneladas para mantener los precios estables de la tortilla en Guerrero».

Agregó que en Chilpancingo hay unas 150 tortillerías y en los últimos años han cerrado unas 100 «por la crisis en el sector y ahora por la pandemia del COVID-19. Hay una disminución de las ventas hasta en un 45 por ciento y eso ha traído una severa crisis económica en nuestros agremiados». (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO