Trabajadores niegan que hayan privado de su libertad a funcionarios municipales

Chilpancingo, Gro.- El dirigente de la Sección XXVIII del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), Pedro Martínez Martínez, denunció que funcionarios del Ayuntamiento de Chilpancingo aproximadamente a la una de la mañana de este jueves  entraron violentamente  a la edificio sede del poder municipal, en el cual los sindicalistas previamente cerraron la puerta de acceso con candado.

El dirigente sindical recriminó el hecho porque un día antes (el miércoles) trabajadores de ese organismo habían tomado esas instalaciones municipales, y que a las puertas de acceso les habían puesto candado precisamente para evitar el acceso a personal del Ayuntamiento de Chilpancingo.

Los trabajadores habían cerrado las puertas con candado para hacer presión sobre el  alcalde perredista, Antonio Gaspar Beltrán, para que liberara el pago de diversas prestaciones económicas, como un incremento salarial y su respectivo retroactivo, que les ha negado desde marzo pasado con el argumento de que no tiene dinero.

Los que entraron violando el candado son Bulmaro Tapia Soberanis, director de la Tesorería de la Secretaría de Finanzas y Administración Municipal; Petra Vargas Berrueco, directora de Egresos; Efrén Bravo Mercado, secretario particular de Wilibaldo Valente Pastor, secretario de Finanzas; así como Sabi Ortiz Díaz, director general de  administración de la Secretaría de Obras Públicas.

Martínez Martínez narró en conferencia de prensa que en la madrugada de este jueves, como a la una de la mañana, dichos funcionarios de la Secretaría de Finanzas y Administración Municipal (Sefinamuni), entraron violando el candado, y ahí estuvieron parte de la noche presuntamente haciendo operaciones económicas en el edificio municipal.

Señaló que como desconocía quiénes habían violado el candado y entrado al edificio municipal, le volvieron a colocar otro candado y fue hasta este jueves por la mañana que solicitó la intervención de elementos policiacos para que corroboraran quiénes habían entrado violentamente al Palacio Municipal.

Expresó que a decir de los funcionarios de Finanzas presuntamente entraron a hacer transferencias de pago de salarios a trabajadores que no habían recibido su quincena.

En el caso de Sabi Ortíz Díaz, se dijo que entró a extraer información por una presunta auditoría.

Pedro Martínez expuso que pidió que entraran elementos policiacos al edificio municipal para que las autoridades correspondientes deslindaran responsabilidades, para que después no lo acusaran de robo de información de la Secretaría de Finanzas.

Además aclaró que en ningún momento privó de la libertad a les funcionarios municipales, porque fueron ellos los que entraron violentamente al edificio municipal. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO