Coparmex: La reducción de la contagiosidad del COVID-19, reto para la población

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Chilpancingo, Joel Moreno Temelo, señaló este jueves que la reducción de la contagiosidad del COVID-19 es un desafío para la población, no para los gobiernos.

“Nos confiamos un poco en algunos momentos y bajamos la guardia pensando en que estamos saliendo de esto y no es así. La ciudadana debemos sacar adelante esto, no el gobierno”, expuso.

Luego de que el gobierno de Guerrero confirmó la transición al color rojo del Semáforo Epidemiológico por COVID-19, así como el ajuste de los porcentajes de ocupación, aforos y horarios de operación de actividades no esenciales, Moreno dijo que la alternativa de los negocios será adaptarse y buscar mecanismos para “sobrevivir”.

Agradeció la sensibilidad del gobernador Héctor Astudillo Flores al permitir que los negocios no esenciales continúen abiertos, aunque con menor aforo y reducción de horario de operación, pues en otras entidades se han cerrado tras ser declarado el semáforo rojo.

Moreno Temelo llamó a los empresarios y a la población a hacer conciencia sobre la gravedad de las consecuencias que dejará la pandemia, pues fustigó: “cada vez vemos más irresponsabilidad en mucha gente que no lo está tomando en serio”.

Agregó que la pandemia no solo es un problema de salud pública, pues repercute drásticamente en el ámbito económico por el cierre total de negocios, pérdida de empleos y la reducción de actividades comerciales.

Consideró que Acapulco y otras ciudades turísticas se “refaccionaron (sic)” en la temporada vacacional de diciembre del año pasado, recuperaron empleos y tuvieron un “respiro”, pero no así otras zonas.

“En Chilpancingo el empresariado ha sido muy consciente. Yo me siento muy contento y orgulloso al ver cómo los compañeros empresarios han salido adelante y no han tenido pérdida de empleos como se pensaba. Sí ha habido muchos negocios cerrados, pero vemos con gusto que en poco tiempo vuelven a abrir”, señaló.

Al respecto llamó a respetar el aforo del 30 por ciento permitido para los negocios no esenciales, así como los horarios de operación, entre ellos los restaurantes, aunque señaló que otros establecimientos, como los bares y antros, definitivamente no podrán tener actividad mientras Guerrero permanezca en color rojo del Semáforo.

“Es importante acatar lo más que se pueda las disposiciones sanitarias, y hagamos el compromiso social de seguir concientizando a quienes están cerca de nosotros, haciendo énfasis entre la sociedad de que debemos de sacar esto adelante, porque si no bajan los contagios vamos a seguir igual, y ahora sí nos vamos a asfixiar”, advirtió. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO