Encabeza Héctor Astudillo eventos por el 110 aniversario de la Revolución

– En la explanada del Palacio de Gobierno, llamó a una revuelta, pero “de consciencia”

– En la 35 Zona Militar, agradeció el respaldo que ha recibido del Ejército y la Marina

– Señaló que en estos tiempos, ningún gobernante puede enfrentar solo los problemas

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció este viernes que ningún gobernante, en los actuales tiempos, puede enfrentar solo todos los problemas que se le presentan “porque se estaría condenado al fracaso”.

Durante la ceremonia oficial de la Secretaría de la Defensa Nacional por el 110 aniversario de la Revolución Mexicana, en la sede de la 35 Zona Militar, en Chilpancingo, admitió también la necesidad de contar con las fuerzas armadas para procurar seguridad pública.

“Un estado como Guerrero no puede gobernarse solo con el ánimo particular del gobernador, tiene que convocar a la ayuda y yo he encontrado su ayuda”, dijo a los militares.

En ese sentido reiteró su agradecimiento por el respaldo que han brindado los mandos y personal de las secretarías de la Defensa Nacional y Marina Armada de México a favor de los guerrerenses, tanto en materia de seguridad como en la atención de la pandemia del COVID-19, especialmente en la reconversión de los hospitales para la atención de enfermos.

Cabe mencionar que en esta ceremonia militar se ascendieron y se condecoraron a efectivos de las fuerzas armadas con motivo del 110 aniversario de la Revolución Mexicana.

Durante esta ceremonia Astudillo recordó a los precursores del movimiento revolucionario: Francisco I. Madero por su lucha anti reeleccionista y por la democracia; a Venustiano Carranza, como gestor del constitucionalismo mexicano; a Emiliano Zapata ‘El Caudillo del Sur’; y a los hermanos Flores Magón, quienes buscaron abolir el poder y no ejercerlo, pues eran anarquistas, pero contribuyeron a la causa de la Revolución de la cual fueron precursores.

En este evento estuvo presente el general Miguel Ángel Aguirre, comandante de la 35 Zona Militar, la presidenta del Congreso local, Eunice Monzón García; el delegado del gobierno federal en Guerrero, Iván Hernández Díaz; el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Ramón Navarrete Magdaleno, así como funcionarios estatales, entre otros.

Hacia una revolución de conciencia
Antes, en la explanada Vicente Guerrero del Palacio de Gobierno, Astudillo izó la bandera nacional y conmemoró también el 110 aniversario de la Revolución Mexicana.

“Los tiempos actuales demandan una revolución, pero no armada, no cruenta, sino una revolución de consciencia que impulse una nueva conducta apegada a los valores democráticos y de respeto a los hombres a las mujeres mexicanas y a las instituciones de México”, expuso.

Requiere también, añadió, hombres y mujeres valientes y decididos, como los revolucionarios, para enfrentar los tiempos difíciles como los que vivimos, los tiempos de la pandemia, “desde acatar las medidas sanitarias hasta desarrollar vacunas y medicamentos que ayuden a frenar los contagios”.

Agregó que cuando las cosas no marchan bien se debe generar unidad y alzar la voz con propuestas e ideas claras, “pero también tomar decisiones y pensar en la mayoría del país”.

“Hagamos hoy una Revolución de voces de esperanza que enaltezcan las cualidades humanas y que nos permitan entender que no son las autoridades las únicas responsables de nuestro mejoramiento, sino que es la propia sociedad también la que debe sumar a su crecimiento”, enfatizó.

A este evento asistió su esposa, Mercedes Calvo, la presidenta del Congreso, Eunice Monzón García, mandos de las fuerzas armadas y funcionarios estatales. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO