Negro cierre de año para empresas y comercios: Omar Elías Azar Herrera

– El líder del CEE asegura que se cerrarán 10 mil negocios

– Esto se traduce en la pérdida de 100 mil empleos, señala

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Guerrero, Omar Elías Azar Herrera, informó que en este fin de año10 mil negocios habrán cerrado en la entidad y se perderán 100 mil empleos, entre formales e informales.

Señaló también que a partir del mes de julio se decretó la reapertura de negocios, cuando el estado pasó al color naranja del Semáforo Epidemiológico Nacional (SEN), pero que en los últimos 4 meses no se ha observado la recuperación económica, “no se ha sentido el desahogo económico de los compromisos”.

Informó que hubo negocios que cerraron temporalmente y otros que lo hicieron de manera definitiva, entre ellos el de comida rápida Burger King, mientras que algunos otros empresarios “están arriesgando su economía como familia y apostando de nueva cuenta, pese a que no hay garantía de recuperación”.

“Significa que lo poco o mucho que se detone de la economía será, por lo menos, para recuperar las fuentes de empleo que se perdieron, esa es la realidad”, comentó el líder empresarial, quien advirtió: “si regresamos al color rojo del Semáforo Epidemiológico Nacional sería catastrófico, es más, habría caso omiso de la sociedad a cerrar (sus negocios) porque no hay condiciones económicas. Le apostamos a la salud, sí, pero es una realidad” el debilitamiento de la economía.

“Es un lamentable cierre de año. En la ciudad no habrá feria, pero tampoco es necesaria, estamos de acuerdo. Sí es importante el aspecto económico, pero la prioridad será siempre la salud”, indicó en entrevista con Agencia de Noticias IRZA.

Además, se quejó de la falta de solidaridad del gobierno federal en respaldo a las micro, pequeñas y medianas empresas afectadas por la emergencia sanitaria, mientras que los créditos que puso en marcha el gobierno estatal no funcionaron, dijo, porque no hubo flexibilidad para su autorización.

“Nació muerta esa propuesta porque el 80 por ciento de los micro, pequeñas y medianos empresarios están en buró de crédito y ese fue el primer factor (para que no les concedieran los préstamos bancarios). El gobierno decía que era el aval, pero moral, porque cuando uno llegaba a la banca a solicitar el crédito le pedían el requisito de garantía de pago y por tanto no se accedió a créditos como se manejó pomposamente y obviamente repercutió negativamente”.

– ¿Como empresarios propusieron alternativas de solución a los gobiernos? –

– “Si, la petición de apoyos directos a fondo perdido como se había manejado en otras circunstancias lamentables como ocurrió en el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, en septiembre del 2013, pero se está cayendo en inanición. Si no hubo apoyo en la contingencia, menos ahora. No hay interlocución, no hay propuestas de incentivos fiscales, de apoyos gubernamentales y el empresario ya está, después de varios meses, vencido”.

Los empresarios pidieron apoyos de 25 mil pesos por mes de los tres que duró la etapa más crítica de la pandemia -marzo, abril y junio- “pero no fue posible”.

Expuso que el gobierno federal sí apoyó, pero que su ayuda no fue suficiente. “Hubo tres tipos de apoyo: uno de ellos de 6 mil pesos que ayudaba en lo inmediato, pero no resolvía más allá de 15 días de un negocio micro; el préstamo de 25 mil pesos que también para un negocio como el restaurante El Señorial le resolvía, quizá, para unos 15 días, y paliativos que no fueron suficientes, tan es así que orillaron al cierre de muchos negocios”.

Lo preocupante de todo, agregó Azar Herrera, es que el 2020 cerrará con un grave augurio federal en el sentido de que “vienen las cosas más difíciles el próximo año”, lo que genera mayor certidumbre. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO