Niñas de la Montaña son casadas por dinero, confirma Tlachinollan

– Donde más se acentúa ese fenómeno es en Cochoapa el Grande, Metlatónoc y comunidades indígenas Tlapa, señala

Chilpancingo, Gro.- El director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña «Tlachinollan», Abel Barrera Hernández aceptó que la entrega de dotes nupciales en esa región se ha «mercantilizado» para que sea el dinero en efectivo el que decida sobre las niñas, obligándolas a casarse por un compromiso que realizan sus padres, provocando que se pierda la esencia de la cultura indígena en la región.

Esta semana, el periódico Reforma publicó en primera plana una nota informativa sobre la venta de menores de edad en la Montaña de Guerrero, las cuales son entregadas en matrimonio a cambio de dinero y que ha provocado que el gobierno del estado anunciara que en los próximos días realizarán acciones institucionales en esta materia en esa región.

Este miércoles, en una conferencia de prensa virtual que ofreció Tlachinollan, le preguntaron al respecto al director de ese organismo, Abel Barrera, quien aceptó que han atendido casos de menores de edad que a cambio de un dote económico, las niñas son obligadas a casarse.

Explicó que esa dote nupcial se entregaba en la Montaña de manera ancestral y que era en especie como maíz, frijol y animales como guajolotes, gallinas, puercos, como una ofrenda a la familia de las futuras esposas, pero en los últimos años se ha perdido esa esencia.

Barrera Hernández admitió que se debe intervenir por «el pago de la dote que se ha traducido en dinero en efectivo, en estos casos donde se ha mercantilizado la dote en algunos pueblos donde el dinero manda, lamentablemente».

Indicó que Tlachinollan ha tenido que intervenir en algunos casos «para proteger los derechos de las niñas y garantizar que puedan hacer su vida segura, sin agresiones, sin presiones, sin obligarlas a atender compromisos que hayan realizado sus padres».

Aceptó que se trata de una tarea «muy difícil, porque sabemos que en este contexto de pandemia la crisis ha pegado a los pueblos indígenas, los usos y costumbres que tenían como marco de referencia la asamblea comunitaria de los pueblos se ha roto».

Barrera Hernández subrayó que eso ha provocado que las niñas de la región de la Montaña se encuentren en una «situación de vulnerabilidad” que las instituciones públicas no han atendido.

Agregó que los municipios donde más se acentúa ese fenómeno es en Cochoapa el Grande, Metlatónoc y comunidades indígenas Tlapa, «son lugares donde se acentúa la pobreza, la falta de atención y el analfabetismo lo que provocan esa vulneración de los derechos de las niñas». (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO