Pide Toño Gaspar apoyo ciudadano para no pasar al semáforo rojo

-Alerta que hay repunte de contagios por COVID-19

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El alcalde Antonio Gaspar Beltrán advirtió el riesgo de que Chilpancingo pase al color rojo del semáforo epidemiológico nacional en los próximos 15 días, debido al repunte de contagios por COVID-19.

“Vemos una crisis que se avecina porque en lugar de reducir el contagio, estamos comenzando el año con un repunte importante”, confirmó este lunes al poner en marcha una brigada de sanitización que recorrerá toda la ciudad.

En su intervención recordó que los municipios de Iguala y Taxco ya están en color rojo, e insistió en que Chilpancingo podría estar en la misma situación “si no tomamos las medidas responsables”, como el uso correcto del cubreboca, sana distancia, uso dele gel antibacterial, lavado constante de manos, entre otras medidas.

Comentó que el 2020 cerró con 270 decesos acumulados, pero que en este mes de enero la cifra se elevó a 307; es decir, un 10 por ciento más. “Eso nos alerta a no estar de brazos cruzados”, resaltó, y agregó que “el antídoto ante esta pandemia es la prevención”.

Por eso anunció la posibilidad de cerrar las calles aledañas al mercado central “Baltasar R. Leyva Mancilla”, con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, Guardia Nacional y Policía del Estado, porque esas vialidades diariamente son invadidas por comerciantes sin las medidas higiénicas recomendadas.

Aunque los cabildos pueden solicitar la transición al color rojo del semáforo epidemiológico, como hicieron los de Iguala y Taxco, en el caso de Chilpancingo -explicó Gaspar- confía en el trabajo que realiza la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y su similar de Guerrero, y “estamos atentos a las recomendaciones de las autoridades sanitarias”.

Reconoció que en la ciudad hay comerciantes que “van al día” y que la suspensión de su actividad implicaría para los gobiernos contar con un banco de alimentos y generar recursos para asignarles compensaciones económicas.

“La situación financiera de Chilpancingo es precaria, complicada, y cerrar nuevamente sería ponernos en caos. Entonces, hay que empezar con la responsabilidad personal para no caer en semáforo rojo, porque tendríamos que acatar otras disposiciones”, advirtió.

Comentó que la recaudación municipal avanza, pero precisó que el semáforo rojo afectaría también a los empresarios locales, y enfatizó que su gobierno secundará todas las acciones del gobierno estatal para hacer frente al COVID-19, por lo que pidió al secretario de Seguridad Pública, Ofelio Romualdo Aguilar Carmona, reactivar el perifoneo desde las patrullas.

Informó que este lunes por la tarde se reuniría con el secretario general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), David Martínez Mastache, y con el líder de la Sección 28 de esa organización, Pedro Martínez, a quienes pediría que al menos 300 trabajadores sindicalizados se sumen a la brigada de sanitización.

Asimismo, deseó pronta recuperación al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien el domingo confirmó que dio positivo a la prueba del COVID-19. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO