Revela presidente de la Jucopo, Alfredo Sánchez Esquivel, grave rezago legislativo

-Señala que en algunas comisiones “no han atendido un solo dictamen” en lo que va de la Legislatura

-Se comprometió a sacar asuntos pendientes como los nombramientos de organismos autónomos

-Dijo que no es posible que Ramón Navarrete siga al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
El diputado Alfredo Sánchez Esquivel, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Congreso local, advirtió: “no vamos a aceptar que se nos catalogue como una Legislatura improductiva”.

Alfredo Sánchez Esquivel, asumió el viernes 15 de enero como presidente de la Jucopo, tras ser designado coordinador de la bancada mayoritaria en el Congreso local, en poder de Morena.

El diputado deslindó a su Grupo Parlamentario del rezago legislativo, pues dijo que “aquí todos los diputados somos responsables, unos en mayor y otros en menor medida. No es Morena, es el Congreso el que está cargando con este estigma”, el de la improductividad.

En entrevista con Agencia de Noticias IRZA reconoció la disposición que le ofrecieron todos los coordinadores parlamentarios para “desempolvar” todos los asuntos pendientes.

“El rezago legislativo se pondrá a consideración de la Jucopo para que se dictamine, en positivo o negativo, pero que se haga algo. Si hay temas que no puedan procesarse, tendrán que ser los menos, ya sea por su complejidad o por intereses que lastiman o golpean”.

Sin embargo, reveló que en algunas comisiones “hay situaciones delicadas” porque “no han atendido un solo dictamen” en lo que va de la Legislatura, lo cual consideró como grave y no todas están presididas por legisladores morenistas.

– ¿Cuáles son, diputado? –

– “Debo ser respetuoso para cuidar las formas políticas, pero en su momento, si no se atienden, se tendrán que señalar desde el pleno. Primero desde sus coordinadores”, dijo.

Sánchez Esquivel refirió que la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, la que él preside, está “empatada” con otra “como las más productivas”, a pesar de que es la que más turnos (cargas de trabajo) ha recibido, “hay muchas comisiones que merecen todo mi respeto y admiración, pero hay otras en las que invitaría a los compañeros a que tomen consideraciones para ponerse al día”.

Agregó: “tengo la suficiente calidad moral para decirles a los compañeros: pongámonos a trabajar, algunos han perdido el rumbo, pero no está perdido todo. Aún hay tiempo”. El primer compromiso es la aprobación de los nombramientos pendientes de organismos autónomos.

No es posible, dijo Sánchez Esquivel, que al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos continúe a cargo de Ramón Navarrete Magdaleno, cuyo plazo venció en julio del 2019. “Este Poder no puede ser omiso de su responsabilidad y yo no puedo aceptar que en este Poder se nos quiera achicar, no puedo contribuir con mi desatención al tema”.

Dijo que al asumir la Presidencia de la Jucupo encontró una “situación particular, delicada y preocupante en el ámbito político: se ha demeritado la imagen pública del Congreso” y responsabilizó: “de los otros dos poderes -Ejecutivo y Judicial- he observado que ha habido una campaña orquestada al unísono que ha construido una línea discursiva que a uno de los tres poderes -el Legislativo- se le ha querido hacer pequeño”.

Aseguró que en los 8 meses que le restan a la 62 Legislatura van a romper con esa inercia y que no aceptarán que se les catalogue como la más improductiva, pues aseguró que todos los diputados están comprometidos en “sacar adelante a Guerrero”, aunque en el discurso, dijo, “se quiere armar una lógica de bandos y de luchas: que unos van por el bien y otros por el mal de los ciudadanos”.

“Tenemos que romper con esta dinámica que ha llevado al Congreso a una polarización interna. El descrédito es para todos los diputados. Algunos acusan a Morena de todo lo que pasa, sin darse cuenta que allá afuera (a los ciudadanos) no les interesa si es un color u otro”, señaló Sánchez Esquivel.

Agregó: “la lógica es la siguiente: no avanzan y no hacen su trabajo, son improductivos y caros. Y lo más triste, si le preguntas a un ciudadano: ¿Es vigente la existencia del Congreso, que haya un grupo de diputados haciendo leyes? Me preocupa la respuesta de la gente. Guste o no guste a otros actores políticos, somos un contrapeso dentro de los otros dos poderes”. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO