Vecinos de Chilpancingo que se dicen damnificados, exigen ser censados

– Aseguran que sus viviendas fueron dañadas por el sismo de 7.1 grados

Chilpancingo, Gro.- Al iniciar este viernes la Secretaría del Bienestar el censo de los damnificados por el sismo del pasado 7 de este mes, familias del Fraccionamiento Nueva Era, ubicada al noroeste de Chilpancingo, exigieron que se les incluya en este programa emergente porque también sus casas resultaron afectadas y están en riesgo de caerse.

En tanto, el delegado en Guerrero de la Secretaría del Bienestar, Iván Hernández Díaz, informó que mil brigadistas se desplegaron en los 24 municipios para realizar el censo de las familias que resultaron afectadas por el temblor.

Según Protección Civil del Estado, más de nueve mil viviendas resultaron afectadas por el sismo.

Hernández dijo que la prioridad en este momento es Acapulco ya que fue en este municipio donde se registró el mayor número de afectaciones materiales.

En Acapulco se desplegaron 370 brigadistas en 12 rutas.

A su vez, familias del Fraccionamiento Nueva Era que se encuentra ubicada al poniente de Chilpancingo, denunciaron que a más de una semana del sismo ninguna autoridad los ha visitado para que se percaten de los daños en las viviendas.

Claudina Plascencia Vázquez, dijo que su vivienda, que la adquirió mediante un crédito ante el Fovissste, resintió el temblor del 2017 pero ahora con el que ocurrió hace más de una semana las grietas en su cisterna casi colapsaron.

La trabajadora de la Secretaría de Salud mostró las fisuras que presenta su casa.

Plascencia Vázquez dijo que entre la primera y segunda etapa de este Fraccionamiento Nueva Era hay al menos tres viviendas y un edificio con 16 departamentos afectados.

«Yo ya me voy a ir de aquí y me voy a rentar una casa porque mis tres hijos y yo no queremos correr más riesgos», expuso.

Dijo que luego del sismo de la semana pasada estuvo hablando vía telefónica con autoridades del Fovissste y le dijeron que ella no aparece con un expediente o un antecedente de que su vivienda haya sufrido daños por el sismo de septiembre del 2017.

Recordó que tras el sismo del 2017, Protección Civil realizó un dictamen y reconoció que estas viviendas ya son inhabitables porque están en una zona de alto riesgo.

Plascencia Vázquez dijo que en esa zona de la ciudad hay una falla geológica y eso provoca que cuando se registra un sismo afecta las construcciones ahí asentadas.

Por su parte, Gilberto Viveros Ocampo, habitante de la segunda etapa de esta misma colonia denunció que un edificio de cuatro pisos con 16 departamentos podría venirse abajo con otro sismo lo que podría ocasionar una tragedia.

El edificio que desde este año está deshabitado fue construido hace siete años luego de que las autoridades del ayuntamiento dieron su autorización pese a que en esa zona donde se levantó la obra es una ladera, contó Gilberto Viveros.

La vivienda donde vive Gilberto está pegada al edificio colapsado.

Mencionó que luego del sismo del 2017, las familias de los 16 departamentos de este edificio denunciaron las afectaciones y tras un pago de medio millón de pesos para realizar las reparaciones que les dio el Fovissste, mejor optaron por abandonarlo porque es irreparable.

«Las 16 familias se fueron de este edificio durante este 2020 pero ahora con el sismo registrado hace unos días tenemos miedo de que se venga abajo y aquí ocurra una tragedia», advirtió.

Las familias se reunieron con los diputados locales de Morena, Jessica Rayo y Osvaldo Ríos con quienes hicieron un recorrido por el edificio colapsado.

Plantearon la necesidad de que el inmueble sea demolido porque existe el riesgo de que este caiga aplastando varias casas con las que colinda.

Protestan y llegan a censarlos
Familias afectadas por el sismo del pasado siete de septiembre de la Unidad Habitacional del Infonavit, ubicada al sur de esta ciudad, tuvieron que tomar las instalaciones de la Delegación estatal de la Secretaría del Bienestar para que personal de esta Dependencia acudiera a censarlos.

Los damnificados fueron citados a las ocho y media de mañana de este viernes en el patio de los seis edificios colapsados para iniciar el censo de los daños de sus departamentos.

Al ver que los brigadistas no llegaban el grupo de familias se trasladaron a las oficinas del Bienestar para protestar por la impuntualidad y porque les urge que los atiendan.

Cerca de las 12 del día, llegaron los brigadistas para iniciar los trabajos del censo. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO