Cuestionan diputados uso de vacunas contra COVID en el gobierno federal

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Los coordinadores del PRI y PRD en el Congreso local, Héctor Apreza Patrón y Bernardo Ortega Jiménez, respectivamente, coincidieron en que la responsabilidad de adquirir, distribuir y aplicar la vacuna contra el COVID-19 es del gobierno federal.

“La vacunación es urgente. Requiere amplia participación de los gobiernos estatales, municipales, iniciativa privada y ciudadanía en general”, consideró el priista Héctor Apreza Patrón, en entrevista con Agencia de Noticias IRZA.

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la posibilidad de que los gobiernos estatales compren sus propias vacunas, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció que esto podría ocurrir hasta finales del año.

Apreza explicó que la compra de las vacunas será bajo certificación de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y por eso “el gobierno federal sigue teniendo el control de la adquisición”.

Lo ideal, agregó, para que los gobiernos estatales, la iniciativa privada y sectores organizados accedan a la vacuna, es que se suprima ese candado, además de que el gobierno federal tiene los recursos para que los estados y municipios compren sus dosis.

No obstante, el líder priista recordó que el gobernador Héctor Astudillo Flores tiene facultades legales para modificar el presupuesto de egresos y canalizar recursos para la compra de vacunas, en caso de que haya en existencia, en lo inmediato.

– ¿Usted respalda esta compra por el gobierno estatal?

– “Respaldo que el programa nacional de vacunación se transparente, se den a conocer los contratos de compra y cuántas se han hecho. Me parece grave que sean contratados reservados hasta por 5 años; eso en nada abona a la transparencia y en estos momentos está en juego la vida de cientos de miles de mexicanas y mexicanos, no es un asunto que deba tildarse con fines electorales”.

A la vacuna se le da orientación electoral
En tanto el coordinador parlamentario del PRD, Bernardo Ortega Jiménez, respaldó que las administraciones estales compren vacunas contra el COVID-19, pero criticó que el gobierno federal le dé una orientación electoral a las que ya tiene disponibles.

“Es una declaración política y sin sustento, si ver los alcances reales. No hay reglas claras y precisas de cómo comprarlas. Si hay déficit de producción para los gobiernos que ya hicieron contratos con las farmacéuticas, menos habrá para los particulares o para los estados”, opinó.

Cuestionó que el gobierno federal haya destinado la vacuna para los “servidores de la nación”, la estructura político-electoral de Morena, pese a que no son médicos ni están en primera línea de atención a pacientes con COVID-19.

“Es una maniobra política-electoral con los servidores (de la nación), que fueron sus promotores del voto, así como a un grupo de voluntarios. ¿A ellos quién los va a nombrar? Se está tergiversando esta necesidad del pueblo de México para influir en el proceso electoral”, acusó.

Recordó que la misma maniobra intentó el PRI con el programa “Prospera”, pero que ahora con Morena “es más burdo” porque hasta le pagan a los “servidores de la nación” y los utilizan abiertamente con fines electorales. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO