Denuncian presunta corrupción en asignación de bases en Salud Guerrero

Chilpancingo, Gro.- El “Movimiento de Trabajadores de Servicios de Salud Pública en Guerrero” anunció que este lunes iniciará una jornada de lucha en la Ciudad de México para exigir al gobierno federal que cumpla con la regularización (plazas de base) de más de 5 mil empleados que actualmente laboran por contratos temporales, así como para denunciar actos «de corrupción graves».

Este lunes, martes y miércoles personal de contrato de Salud en Guerrero se unirá a un movimiento nacional de trabajadores, que exigirá en la Ciudad de México al gobierno que encabeza López Obrador, que haya respeto a las conquistas sindicales y que en el proceso de regularización haya «transparencia» y que en el caso de Guerrero se ponga especial vigilancia a la dirigencia de la sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud (SNTSA)  que encabeza, Beatriz Vélez Núñez.

Este año, ya en dos ocasiones Andrés Manuel López Obrador prometió la regularización de más de 80 mil trabajadores eventuales de Salud en todo el país, de los cuales se estima en Guerrero hay 5 mil y que se haría sin la intermediación de ningún sindicato para que haya transparencia y justicia laboral a quienes tengan más años laborando por contrato.

Los dirigentes de este Movimiento denunciaron que a dos meses y medio de que concluya el sexenio de Héctor Astudillo Flores, la Secretaría de Salud, cuyo titular es Carlos de la Peña Pintos, ha empezado a entregar bases sindicales de manera «discrecional» a la sección 36 del SNTSA que encabeza la priista, Vélez Núñez.

Denunciaron que esa entrega de bases de trabajo se ha hecho de manera irregular y con la intervención de Beatriz Vélez Núñez.

Pusieron como ejemplo que el propio subdirector de Recursos Humanos de Salud estatal, Victorio Robles Blanquet, quien ocupa una plaza de confianza desde hace casi 6 años y ahora ya fue beneficiado con la basificación.

Criticaron que para justificar la entrega de su base de trabajo a Robles Blanquet, se argumentó que es  «técnico en atención primaria a la salud» en la Jurisdicción Sanitaria 07 de Acapulco, con un sueldo bruto mensual de 54 mil 436 pesos, cuando en realidad tiene una plaza de confianza en el sector central de la Secretaría de Salud.

También denunciaron entrega de bases de trabajo en el hospital de Atoyac a Alejandro Bucio Navarrete y Luz Hernández; en la Jurisdicción 01, en Tierra Caliente, donde al jefe de Recursos Humanos, Carlos Martínez Rodríguez, con un cargo de confianza, le dieron una base laboral, así como a Janeth Mondragón Ambrosio, con 2 años de antigüedad.

Manifestaron que Vélez Núñez “se está quedando con la mitad de las bases que se entregarán, alegando que es un derecho sindical”, pero que «no existe tal ley que diga que al sindicato le corresponde el 50 por ciento de bases, formalizaciones ni regularizaciones son acuerdos internos con la Secretaría de Salud estatal que ya no vamos aceptar».

Y agregaron que están demandando la basificación inmediata de los trabajadores por contrato con mayor antigüedad, «sin la intervención del sindicato corrupto de Guerrero, exigimos homologación de sueldos, acceso al ISSSTE y reconocimiento pleno a la antigüedad laboral», y demandaron la intervención inmediata del presidente López Obrador y de la gobernadora electa de Guerrero, Evelyn Salgado Pineda. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO