En la Montaña… Venta de niñas indígenas, supervivencia para sus familias, admite legisladora

Fernando Polanco Ochoa/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
La diputada Marben de la Cruz Santiago, de Morena, reveló que la venta de niñas de 13 a 16 años de edad, para muchas familias indígenas y afromexicanas significa su supervivencia.

Pero rechazó esta práctica amparada en “usos y costumbres” y se pronunció por impulsar reformas constitucionales y a las leyes secundarias para garantizar los derechos de las mujeres y niñas, especialmente de los pueblos originarios.

En entrevista telefónica con Agencia de Noticias IRZA, opinó que el Estado Mexicano debe combatir los problemas de raíz, como la pobreza y el rezago social, aspectos que orillan a esa toma de decisiones, refiriéndose a la venta de niñas.

“Son esos los motivos principales por los cuales nuestras familias toman esa decisión, que en lo particular no es correcto, pero es la forma en como ellos consideran que tienen un fortalecimiento económico; tal vez, o de decir por no perder la cultura y la tradición en estos pueblos, pero nosotros como legisladores tenemos que buscar, así lo considero, empoderar a nuestras mujeres y niñas, de forma económica”, señaló.

– ¿Para las familias originarias vender a una niña significa un modo de sobrevivencia?

– “¡Exacto! Ustedes bien saben que en los pueblos originarios la extrema pobreza es hasta a veces no contar con luz, agua potable, drenaje; ósea, sino cuentan con los servicios básicos, menos con internet y toda esta situación que se vive día con día en estas comunidades”.

– ¿En qué zonas se acentúa más este problema?

– “Hemos observado que se da más en nuestra Montaña alta de Guerrero, en zonas amuzgas, tlapanecas y mixtecas”.

-Algunos líderes sostienen que esta práctica se ampara en usos y costumbres. ¿Está de acuerdo?

– “No, no estoy de acuerdo. Las mujeres indígenas y afromexicanas cuentan con todo nuestro apoyo, los derechos humanos son derechos humanos y no se permite la violencia contra ninguna persona, las mujeres deben ser respetadas en todo ámbito, (pero) en los pueblos originarios no les dan esos derechos, sobre todo en sus propias familias; hay machismo, racismo, discriminación…”.

Añadió que el desafío para el gobierno en su conjunto es garantizar los derechos de la mujer, a través de una vida libre de violencia, a la libertad, a su propia toma de decisiones, a la salud, educación, entre otros aspectos.

Marben de la Cruz reconoció que tienen enfrente “una gran tarea” con el combate a los problemas de raíz de los pueblos originarios de Guerrero, donde se registran los menores índices de desarrollo por la pobreza y rezago social.

Desde el Poder Legislativo, agregó, revisarán las constituciones federal y estatal, así como leyes secundarias, para fortalecer los derechos de las mujeres y niñas de los pueblos originarios, pues comentó que la pasada Legislatura se enfocó en la atención a la violencia política contra las féminas.

“A mi preocupan mucho mis hermanas indígenas y afromexicanas. Es obligación del Estado garantizar esos derechos”, abundó. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO