Transportistas de Chilpancingo exhiben a otra gasolinera que no da litros completos

-Insisten en que utilizan un software denominado “rastrillo” para programar las bombas despachadoras

Fabián Trigo/IRZA
Chilpancingo, Gro.-
Transportistas del servicio público aglutinados a diversas organizaciones de Chilpancingo, este martes exhibieron el faltante de dos litros de gasolina Magna al solicitar 20 litros en una garrafa, lo que dijeron revela una grave irregularidad que afecta a todos los automovilistas que cargan combustible en esta estación de servicio ubicada metros adelante de la entrada a la colonia Tatagildo, sobre el bulevar Vicente Guerrero, al norte de esta capital.

La mañana de este martes, en vehículo particular, trabajadores del volante llegaron a la citada gasolinera marcada con el número 13064 de Pemex, ubicada en la colonia denominada Timotlán, donde pidieron al despachador que les diera 20 litros de gasolina Magna en una garrafa.

El despachador programó la bomba y colocó la pistola hacia el interior de la garrafa y comenzó descargar el combustible. El marcador de la bomba se detuvo en 20 litros, pero en la garrafa sólo se podían apreciar 18.

Los taxistas “encubiertos”, inmediatamente tomaron un teléfono celular y llamaron a sus compañeros, que en cuestión de minutos llegaron a la gasolinera.

Luego del tumulto de taxistas que con la garrafa con el combustible como muestra denunciaban que en esa gasolinera “le roban” a los consumidores, llegó una mujer que salió de las oficinas administrativas de la estación de servicio.

La mujer preguntó que qué era lo que pasaba. Los trabajadores del volante le explicaron que en esa garrafa de 20 litros faltaban 2 y ésta ofreció que el combustible fuera “verificado” con la “jarra patrón” avalada por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Y cuando vaciaron la gasolina de la garrafa a la “jarra patrón”, resultó que hacían falta 2.4 litros, lo que molestó aún más a los transportistas locales.

Los taxistas pidieron que el ejercicio se realizara de nueva cuenta en la garrafa de 20 litros, con descarga directa de la bomba despachadora, con lo que dijeron que demostrarían cómo a distancia con un software denominado “Rastrillo”, operan los instrumentos dispensadores del combustible y, efectivamente, aunque no les dio tiempo ponerlo a punto por la premura, en esta segunda ocasión sólo faltó un litro.

Denunciaron que en todas las gasolineras de Chilpancingo tienen este sistema llamado “Rastrillo” para operar a distancia los instrumentos despachadores y “robar” a los consumidores al no darles los litros completos.

“Es una vergüenza que además de que no te dan los litros completos, te cobran la gasolina más cara que se vende en el país. El litro de Magna en esta estación cuesta 21.15 pesos, que por 20 litros da un total de 423 pesos con el IVA incluido, porque te lo cobran, a pesar de que no pidas factura, pero que de esos 20 litros en realidad sólo te dan 18, es decir, te roban 50 pesos por cada 20 litros además de que la venden cara”, dijo un taxista molesto.

Oscar Juárez, líder transportista, pidió a los empresarios gasolineros parar este “robo” a la clase trabajadora y que viven al día.

“Muchos de los compañeros cargamos al día 40 litros de gasolina, lo que dan casi 100 pesos de robo y que nuestros compañeros pudieran llevar para el sustento diario a sus hogares”, dijo.

Aseguró que por ningún motivo está en los planes aumentar el pasaje a los usuarios a nueve pesos como lo han venido manejando algunos transportistas.

Adrián Alarcón Ríos, dirigente de la organización Grupo Chilpo, lamentó que esta práctica la continúen realizando los empresarios gasolineros, afectando a la sociedad de Chilpancingo e hizo un llamado urgente a los representantes de Profeco para asumir su responsabilidad y no abandonar este tema que lacera a los guerrerenses.

 “Ahora nosotros estamos realizando el trabajo de las autoridades, nos hemos convertido en supervisores, ojalá Profeco que está en Acapulco se aplique a realizar su trabajo» dijo el empresario capitalinos Adrián Alarcón.

Advirtieron que en los próximos días continuarán con su operativo en las diferentes estaciones de gasolina y darán a conocer a la población en general el desempeño de cada una gasolineras.

En las tres estaciones de esta misma empresa gasolinera que hay en Chilpancingo, los precios por litro se encuentran de la siguiente manera: 21.15 la Magna, la Premium en 21.65 y el diésel en 21.70.

Los transportistas quedaron confundidos, ya que muchos de ellos están cargando su combustible en estas tres estaciones que suponían eran las menos caras y las más serias al despachar los litros, ubicadas en el bulevar Vicente Guerrero, una poco antes de entrar a la colonia Tatagildo, la otra pasando la entrada a ese asentamiento humano y tercera, a un costado de la Universidad Policial (Unipol), antes Infocap (Instituto de Formación Policial).

Los transportistas surgieron a los automovilistas que cada vez que vayan a cargar gasolina, pidan al despachador que midan el combustible con la “jarra patrón” que está autorizada por la Profeco. (www.agenciairza.com)

Qué opinas
error: ESTE CONTENIDO ESTA PROTEGIDO